Soy actriz, nací en Barcelona hace 23 años, estoy en el Teatro Lara de Madrid haciendo La Pilarcita, y a punto de estrenar en TVE la serie Estoy vivo, en la que hago de policía. Por Virginia Drake / Fotos: Jonás Bel

XLSemanal. Hasta enero está en el teatro, después estrena la serie y la película Oro, acaba de terminar otro rodaje y habrá segunda parte de Paquita Salas, ¿deja algo para los demás?

Anna Castillo. Estoy teniendo mucha suerte porque los datos son tremendos: solo el 57 por ciento de los actores está trabajando en esto; y solo el ocho por ciento puede mantenerse sin hacer otras cosas.

XL. ¿Se disparó a raíz de conseguir el Goya por El olivo?

A.C. Se fijaron más en mí a raíz de esa película, pero antes de que me dieran el Goya ya tenía cerrado todo esto.

XL. En la serie Estoy vivo, es la hija de un policía que muere en un tiroteo (Roberto Álamo) y que se reencarna en otro policía (Javier Gutiérrez).

A.C. Es un thriller policiaco con ciencia ficción, pero también habla de las relaciones personales y de las segundas oportunidades. Es la primera vez que hago de policía porque, con esta cara de niña de doce años que no me aguanto, ¿quién me iba a imaginar en ese papel? Estos se han vuelto locos y me han puesto una pistola. Es un reto.

XL. En Oro, trabaja con Coronado, Echanove, Raúl Arévalo… y ¿dice que se siente más cómoda entre mujeres?

A.C. Es que todos eran hombres y sentía la testosterona en el ambiente. Son muy buenos compañeros, pero yo estoy acostumbrada a currar con chicas y con los Javis (los creadores de Paquita Salas), que es otro tipo de testosterona [ríe].

XL. Dice que perseguir su sueño le costó un novio.

A.C. Yo vivía en Barcelona y me tuve que venir a Madrid. Lo dejamos porque las relaciones a distancia son un rollo y me he tenido que buscar un novio aquí [sonríe].

XL. Para protestar sobre la censura en Instagram, colgó un desnudo en el que el director Javier Calvo le besaba un pecho… ¡Y se revolucionó la red!

A.C. Javi y yo somos muy petardos, y me propuso hacernos esa foto sin ningún tipo de prejuicio. Estoy a favor de que cada uno enseñe su cuerpo tal y como es, y más en una red social que debería ser un ejemplo de naturalidad. Es una censura machista porque prohíbe los pezones de la mujer y no los de los chicos.

XL. ¿Colgó aquel desnudo gratis, con lo que le habrían pagado en una revista?

A.C. Es que yo no quiero que me paguen por salir desnuda. Lo hice porque me apeteció.


Desayuno: por cambiar…

DESAYUNOS_Anna_Castillo_04

 

«Mi desayuno preferido es un pincho de tortilla y café. Pero ahora he cambiado a tostadas con aceite, tomate, jamón, queso y aguacate. Y un par de cafés».