Madrileño del 84 y actor. Soy Pedro, el chico de los recados en la serie ‘Velvet colección’ (Movistar +). Acabo de estrenar el musical ‘Billy Elliot’, en el Nuevo Teatro Alcalá, y la película ‘Toc toc’. Por Virginia Drake / Fotos: Javier Ocaña

XLSemanal. Qué destacaría de la nueva temporada de Velvet colección?

Adrián Lastra. El trabajo brutal de Ignacio Montes, que hace de mi hijo Manolito. Va a ser el personaje de la temporada y se va a comer a todos.

XL. Y con Billy Elliot, de vuelta a los musicales por la puerta grande.

A.L. ¡Sí! Es un pedazo de espectáculo. La música es de Elton John y, cuando la oyes, se te mete en el estómago.

XL. Este verano no ha parado.

A.L. Nada, acabamos de rodar Velvet… y he estado todo agosto ensayando 15 horas diarias Billy Elliot. Pero, ¡Virgencita, que me quede como estoy!

XL. Cuando su madre lo ayudaba a ensayar Un paso adelante, le dijo que no dejara de cantar nunca.

A.L. Sí, creía que la interpretación no era lo mío. Con 18 años me echaron de Queen, tras 15 días de ensayo, por mal actor. Pero yo me he empeñado en esto… y a los hechos me remito.

XL. Una nominación al Goya por Primos, su primera película, y el Premio Ercilla por El discurso del rey, su debut en teatro,

A.L. Por eso digo que hoy no me considero cantante, aunque no descarto grabar un disco algún día.

XL. Al ver cantar a David Bustamante en OT, tuvo claro que quería ser como él.

A.L. Me flipaba cómo cantaba. Hoy somos como hermanos. Una vez hasta me invitó a subir al escenario. Al vernos cantar juntos, mi madre se hartó a llorar.

XL. En Velvet coincide con Paula Echevarría y dice que son una piña. Con la crisis de la pareja, ¿tiene el corazón partido?

A.L. Pues no porque en esas cosas no me meto, suficiente tengo con lo mío. En las cuestiones de pareja, cada uno tiene que arreglar su vida como crea.

XL. Y era mal estudiante…

A.L. Era vago, suspendía mucho y repetí cuarto de la ESO. Me llevaban al psicólogo y decía que tonto no era [ríe]. En mi primer trabajo, de camarero, se me cayeron tres botellas de Chivas, me mandaron a lavar platos y lo dejé. Luego repartí pizzas, publicidad en buzones… Al final aprobé un grado de electrónica y arreglé las teles de todos mis vecinos.

XL. Y en la ducha canta a pleno pulmón.

A.L. ¡Soy un desgraciado! Berreo como si no hubiese un mañana. ‘Conciertos’ de una hora. Lo sufren mis vecinos y mi pareja. Pero me ducho a horas prudentes…

XL. Y ama pasar los días de descanso en casa, viendo series y tomando pizza.

A.L. ¡Lo tengo fino para ligar! No cocino y me gustan mucho las hamburguesas y las pizzas. Soy muy de pedir comida.


Desayuno: sin complicaciones

personajes, adrian lastra actor, desayuno, xlsemanal

 

«Desayuno a cualquier hora del día, cuando el trabajo me obliga a levantarme. Un café con leche, un zumo de naranja y un bollo».