Nací en Mar del Plata (Argentina) en 1975, pero vivo en Mallorca desde los ocho años. Soy jurado de ‘Tu cara me suena’, sigo de gira con mi disco ‘Soy humana’ y publico ‘Chenoa, defectos perfectos’ (Ediciones Martínez Roca). Por Virginia Drake

XLSemanal. ¿Anda tan crecida que hasta sus defectos le parecen perfectos?

Chenoa. Se trata de querer más todo lo que nos hace persona.

XL. ¿Se me va a poner intensa?

C. Sí, porque ahora soy escritora. Cuando voy de popera-rockera, soy otra cosa. Cuando eres escritora, tienes que ser más profunda; es obligatorio.

XL. ¿Este libro es profundo?

C. Es un cachondeo sobre la seriedad.

XL. Entonces, ¿es una broma?

C. No, le he quitado hierro y he descubierto que el sentido del humor hace que todo sea mucho menos tóxico.

XL. ¡Ya! Pues ha revolucionado el gallinero.

C. Qué menos. Se me ve venir: si ‘cuando tú vas, yo vengo’, no es por gusto.

XL. Parece que la gente quería saber los detalles de su ruptura con David Bisbal.

C. Soy inteligente y sé qué mirarían todos del libro. He aguantado bastante bien este tiempo y he sido buena porque había mucho más.

XL. Dice que se enteró por televisión de que habían roto, pero Bisbal, antes de irse de viaje, le dijo: «Tengo que pensar. Necesito tiempo. Mejor lo dejamos».

C. [Enfadada]. Eso es descontextualizar la historia. De un libro no puedes sacar titulares y extractos de trazo fino. Yo le contesté [abre el libro y lee]: «’Tómate tu tiempo. No hay problema. Veremos qué pasa […]’. Ya había pasado otra vez y él había vuelto al poco tiempo, arrepentido y con las cosas claras: él me quería. Y punto». ¿Tú no has tenido un novio que te deja y vuelve, te deja y vuelve?

XL. Pero reconoce que, tras el segundo disco de Bisbal, se había muerto el amor.

C. Por lo visto se le había muerto a él, no a mí. Lo que no se puede hacer, después de tres años juntos, es aparecer en la tele diciendo burradas.

XL. También niega que protagonizaran la ‘cobra’ más famosa del año. Cuando le pusieron las imágenes grabadas, ¿qué vio?

C. Claro que la vi, como todos. ¡No soy tonta! Y dije: «¡Joder! Sí lo parece, pero… ¡Qué voy a hacer!». Un plano de cámara no significa que fuese así.

XL. ¿Ha enviado a Bisbal su libro dedicado?

C. No, tampoco él me mandó el que escribió hablando de mí.

XL. ¿No hay mucho despecho en todo esto?

C. ¡No! Cansancio porque la balanza se incline siempre para el mismo lado: por poder, porque él es tío… llámalo equis. Me parece superinjusto.

XL. Cuenta que para tener una vida sexual plena no hace falta ni novio ni marido.

C. ¡Por supuesto! Lo tengo clarísimo. Yo y todos los hombres. Que lo piense una mujer sigue llamando la atención.


Desayuno: cápsulas saludables

DESAYUNO_Chenoa_06

 

«Una cápsula de cardo mariano, clave para el hígado, y tres de aceite de onagra. Un café americano sin leche. Un zumo de naranja y tostadas con aceite y tomate».