Me llamo Antonio Díaz, soy mago y nací en Badía del Vallés (Barcelona) hace 31 años. Presento en el Teatro Rialto de Madrid ‘Nada es imposible’, el espectáculo de magia que desde niño soñé hacer algún día. Por Virginia Drake / Foto: Javier Ocaña

XLSemanal. A los cuatro años ya quería ser mago, ¿algún ilusionista más en la familia?

Mago Pop. No, mi padre, jubilado, trabajaba en el sector textil y mi madre se ha dedicado a cuidarnos. Yo soy el pequeño de tres hermanos; nací muy tarde, cuando nadie me esperaba.

XL. Qué hace tan especial Nada es imposible?

M.P. Muchos de los juegos los tenía apuntados en una libreta por si algún día me iba bien la vida y podía hacerlos. Probablemente, es el espectáculo más caro que se ha hecho nunca en Europa.

XL. Con su anterior show, La gran ilusión, se convirtió en el ilusionista más taquillero de Europa. ¿Cerca ya del número uno mundial?

M.P. ¡Ya me gustaría! Pero eso es muy complicado: en el show bussines, Estados Unidos juega en otra liga. Los tres magos más taquilleros del mundo están en Las Vegas. Para trabajar allí, hay que ser top.

XL. Sus juegos de magia se ven en 150 países a través de Discovery Max.

M.P. Sí, fue una suerte que ese canal apostara por mí: me abrió al mundo.

XL. Stephen Hawking le concedió 30 minutos para conocerlo y, al final,
el encuentro duró seis horas.

M.P. Inolvidables. Uno de los momentos más fascinantes de mi vida por la admiración infinita que le tengo. A él le encanta el ilusionismo y, desde ese día, nos escribimos de vez en cuando.

XL. ¿Y qué se cuentan?

M.P. Hablamos de magia. Me dice que admite quedarse sin respuestas cuando estudia el universo, pero que quedarse sin ellas cuando desaparecen cosas delante de sus ojos le da mucha rabia.

XL. Al parecer, la gente que trabaja con usted no conoce el truco de sus juegos.

M.P. Ninguno lo sabe todo. Cada uno sabe qué hacer, pero nadie puede recomponer el puzle. Y, por contrato, no pueden decirse entre ellos las cosas. La magia sobrevive gracias a esos secretos.

XL. Algunos creen que tiene superpoderes…

M.P. ¡Sí! Una vez una mujer vino a agradecerme que yo le hubiera besado un décimo de lotería: había ganado.

XL. Oiga, ¿un trilero es un mago?

M.P. ¡Desde luego! Y los carteristas. Utilizan técnicas de ilusionismo y, además, trabajan con una presión mayor.

XL. Es un especialista en transportar gente de un lugar a otro. ¿Adónde transportaría a Donald Trump y a Carles Puigdemont?

M.P. A Trump lo mandaría al otro lado del muro que está construyendo en la frontera con México. Y a Puigdemont lo metería de noche en la cama de Rajoy para que hablen.


Desayuno: Mediterráneo

Desayuno Mago Pop

 

«Siempre desayuno lo mismo: un zumo de naranja natural, un bocadillo o una tostada grande con aceite, tomate y jamón, y un bol de cereales con leche. ¿Café? Nunca».