Hace tres décadas, Inma Shara decidió que iba a ser directora de orquesta. Aquella joven de 16 años no se equivocó. Por Virginia Drake

Las mejores orquestas del mundo se han rendido ante su batuta. Luchadora incansable, nos lo cuenta en esta entrevista.

«Dirijo con el alma y con el cuerpo», asegura Inma Shara, directora de orquesta e imagen de El Corte Inglés para su nueva campaña, que busca rendir homenaje a la mujer contemporánea, fuerte y con personalidad.

Música y moda se funden frente a la batuta de Shara (Amurrio, 1972), una mujer que huye de la cacofonía política y social que nos rodea. Con ella hablamos de sus pasiones e incluso de ciertas cuestiones que, hasta ahora, nunca se ha permitido contestar.

XLSemanal. Sobre el escenario siempre viste con mucha sobriedad. ¿No se atreve con colores llamativos?

Inma Shara. No, porque entiendo que en ese momento la protagonista es la música, y los artistas solo somos transmisores de sentimientos.

XL. Algo que no falta en su armario.

I.S. Una buena blazer negra, que siempre está de moda. Es muy difícil sacarme de una estética concreta.

XL. ¿Usted elige también la ropa de su marido?

I.S. Sí, también la compro yo; me gusta ir un poco alineada. Somos muy clásicos, muy de Bilbao [risas].

XL. ¿Y eso qué quiere decir?

I.S. En Bilbao, el hombre siempre va con chaqueta azul, pantalón gris…

personajes, inma shara, directora de orquesta, entrevista 30 aniversario xlsemanal

Inma Shara es la imagen de la nueva campaña de El Corte Inglés. Falda: Amitie; blusa: Síntesis; y zapatos: Gloria Ortiz. Todo, para El Corte Inglés

XL. ¿En qué más cosas es muy vasca?

I.S. En muchas, porque adoro mi tierra, pero no ejerzo de vasca en la cocina; aunque, si tuviera más tiempo, lo dedicaría a aprender a cocinar muchas cosas porque me encanta la comida de mi tierra.

XL. Pero usted está extremadamente delgada, quién lo diría.

I.S. Mi delgadez se debe a que tengo un problema articular muy serio, pero me encuentro muy muy bien físicamente y muy fuerte; aunque no puedo comer muchas cosas, claro. Si soy muy disciplinada en todos mis hábitos de vida, también lo soy con la comida. Si algo me perjudica, no le pongo la parte sentimental de añoranza, lo racionalizo… ¡y ya está!

“Mi delgadez se debe a que tengo un problema articular muy serio”

XL. ¿Es verdad que de pequeña robaba bombones con una amiga?

I.S. ¡Era muy niña cuando pasó! [Se ríe]. Una amiga mía y yo íbamos de vez en cuando a comprar chuches y siempre veíamos unas cajitas de bombones inalcanzables para nuestro presupuesto. Y una o dos veces, como mucho, cogimos algunos y nos los metimos en el bolsillo sin que nos vieran. ¡Qué vergüenza contar esto ahora! [Ríe]. Me encantaba el chocolate y, hasta que he tenido este problema en las articulaciones, era de las que no podían terminar una comida sin tomarme un trocito. Ahora no puedo tomar chocolate, pero puedo tomar cacao… y eso ayuda.

XL. ¿Desde cuándo padece este problema reumático?

I.S. Desde siempre, es genético; mi padre también lo tiene. No se trata de nada vírico ni contagioso. Hace ya muchos años que empecé a notar dolores fuertes en brazos, hombros, rodillas… hasta llegar a paralizar las articulaciones; pero, después de ver a muchos reumatólogos, el diagnóstico definitivo me lo dieron hace dos años.

XL. Su herramienta de trabajo son los brazos -y la batuta-, ¿le dio miedo que le afectara a las muñecas?

I.S. Absolutamente. Este problema se manifiesta como una alergia muy fuerte que me genera una inflamación en todas las articulaciones del cuerpo. Quizá porque ahora estoy muy bien no dejo de darle gracias a la vida. Por eso, me he vuelto tan disciplinada.

XL. ¿El tratamiento es duro?

I.S. Al principio sí, porque estuve mucho tiempo tomando cortisona, que me sentaba muy mal, ya que me bajaba todas las defensas. Afortunadamente, ahora me encuentro muy bien e intento hacer una vida muy saludable. Como muy sano, no fumo y hago deporte.

XL. Dicen que tampoco tolera la indisciplina en los demás.

I.S. Yo no lo diría así de tajante, prefiero decir que me gustan las buenas formas, la educación, el compromiso, la responsabilidad y, por ende, la dulzura. No me gusta la falta de respeto.

personajes, inma shara, directora de orquesta, entrevista 30 aniversario xlsemanalChaqueta lentejuela de Elogy, blusa de Síntesis, pantalón Elogy. Todo para El Corte Inglés

XL. ¿Usted grita alguna vez?

I.S. No, no me siento cómoda.

XL. ¿Es de las que con una mirada o con una batuta los pone a todos firmes?

I.S. Más bien desde el sentido común. Creo que se puede conseguir lo mismo sugiriendo que no mandando, es parte de mi ADN. Al final se trata de construir entre todos; en cualquier proyecto hay que intentar puntos de encuentro.

XL. ¿Es tan correcta también cuando se enfada?

I.S. Pocas veces me enfado.

“Tenemos un país con una identidad extraordinaria, aunque estamos en un momento de excesiva cacofonía

XL. ¿Nunca pierde los nervios?

I.S. Intento evitar ese estadio y, de verdad, lo logro. Es muy muy difícil que llegue a perder los nervios.

XL. ¿Se controla mucho en todas las facetas de su vida?

I.S. Lo intento, sí. El escenario te da un control absoluto.

XL. Oiga, ¿usted se ha permitido un minuto de frivolidad en su vida?

I.S. No, nunca. He tenido una educación muy básica, vivo en el campo… Fuera del escenario de la música soy muy introvertida y prefiero estar alejada de las fiestas, no me siento bien en ellas.

personajes, inma shara, directora de orquesta, entrevista 30 aniversario xlsemanal

Traje: Síntesis y Top, de Southern Cotton. Todo, para El Corte Inglés

XL. ¿Dónde se siente bien?

I.S. En mi profesión, en el escenario… ¡Y ya!

XL. ¿Se considera una mujer poderosa?

I.S. Más que poderosa, determinante. A lo mejor no sé del todo lo que quiero en un momento concreto, pero siempre sé lo que no quiero.

XL. Todavía el público se sorprende al ver a una mujer al frente de una orquesta?

I.S. Sí, aunque ya van cambiando. Recuerdo que, cuando conocí por primera vez a Rostropóvich, yo iba con otra persona y, al acercarse a saludar al director de orquesta, se dirigió directamente a la persona que iba conmigo, que era un hombre, y le dio los tres besos a él. Cuando le dijeron que la directora era yo, no dejó de sorprenderse.

XL. Su marido [Jesús Ángel Hernández. Bilbao, 1957] ha dicho: «Ella me ayudó a salir de una vejez prematura y yo a ella, a madurar […], aunque luego me he dado cuenta de que ya era madura».

I.S. Él me aporta estabilidad y protección. Llevamos 22 años casados y se ha mantenido siempre al margen. Eso es algo que le agradezco.

XL. Pero la acompaña a todas partes.

I.S. Sí, la verdad es que tengo ese privilegio, pero él se mantiene siempre en un segundo plano. Y, además, lo hace con mucho amor. Nunca un reproche ni un mal gesto…

XL. No solo no se queja, sino que dice de usted que es «una persona muy llevadera».

I.S. Lo intento. Trato de hacer la vida lo más agradable posible a las personas que están a mi alrededor. De esta manera, el resultado es siempre mucho mejor. Que yo pueda vivir de una profesión que adoro es para estar continuamente agradeciéndoselo a la vida. Quizá sea esto lo que me da esa serenidad y esa estabilidad que valoro tanto. Entiendo que la serenidad es el arma más potente.

XL. Si hubiera tenido hijos, ¿cree que habría podido ejercer su profesión de la manera que lo hace?

I.S. No, la música es una herramienta que hipoteca la vida. Vivo para y por la música. Mi marido dice que sabe que la música es el 99 por ciento [sonríe]. Cuando tengo un concierto, el miedo escénico me hace estar constantemente dedicada a la partitura y eso para la persona que te acompaña no es fácil.

XL. ¿Hubiera aguantado usted ser la mujer de alguien que llevara su ritmo?

I.S. Pues igual no; es muy difícil mantener una relación estable tantos años y que cada día sea más gratificante. Aunque, a medida que te vas haciendo mayor, todo cobra mucho más sentido.

personajes, inma shara, directora de orquesta, entrevista 30 aniversario xlsemanal

Conjunto: Elogy y pendientes: Gloria Ortiz. Todo, para El Corte Inglés

XL. Además de acudir a clases de cocina, ¿qué hará el día que se jubile?

I.S. Leer mucho. Ahora solo echo de menos el tener tiempo para la lectura. Cuando acabo las partituras, estoy tan cansada que no me quedan fuerzas ni para leer un libro. Me gusta mucho la filosofía: Kant, Aristóteles, Nietzsche…

XL. Comenta que, cuando viene a España, nota especialmente la crispación.

I.S. Te digo con tristeza que es un mal general y que estamos unificándonos a la baja. Me entristece ver lo que está pasando en España, pienso que de la unidad nace la fortaleza; y de la fortaleza, la solidaridad. Y eso es responsabilidad de todos.

XL. Usted también es embajadora de la marca España, ¿se siente orgullosa?

I.S. Mucho; tenemos un país maravilloso con una identidad propia extraordinaria, aunque estamos en un momento de excesiva cacofonía. Yo adoro mi tierra, amo a mi país por encima de todo y eso es lo que quiero transmitir al mundo.

Realización: Raquel Peláez
Estilismo: Verónica Suárez
Maquillaje y peluquería: Pedro Cedeño (Talents) para Chanel y GHD
Ayudante de Estilismo: Jorge Gilarranz
Asistente de fotografía: Jamal Jeniah