El escritor y experto en liderazgo, Álex Rovira, no habla del futuro del empleo. Por M. G. 

XLSemanal. En sus vaticinios mira hacia Oriente.

Á.R. Seremos muchos y vendrá aquí gente preparada y con recursos.

XL. Aumentará la competencia.

Á.R. El futuro no va a ser plácido: será saturado e intenso.

XL. ¿Qué nos recomienda para tener empleo?

Á.R. Si ya lo tiene, actualícese, siga formándose.

XL. ¿Y si no?

Á.R. Con innovación y acción. Hay que espabilarse y estar atento a lo que quiere el mercado.

XL. ¿Y qué quiere el mercado?

Á.R. Los empleos sustituibles por tecnología serán sustituidos. Pero emergerán el grafeno, la realidad virtual, la nanotecnología… Hay mucho yacimiento de empleo.

XL. ¿Cómo se fomenta el talento?

Á.R. El talento consiste en poner la voluntad a trabajar.

XL. ¿Qué es imprescindible en la búsqueda de empleo?

Á.R. Asumir la realidad, estar capacitado para crear circunstancias y cierto ánimo e ilusión.

XL. Es mejor hacer lo que te gusta…

Á.R. Claro. Si no hay vocación es fácil acabar quemado o con problemas psicológicos.

XL. En España la crisis ha sido especialmente dura.

Á.R. Sí, ha habido recortes en I+D, ¿que podían hacer los que generan innovación? Irse a donde les pagan bien.

XL. ¿Qué debe hacer el Gobierno?

Á.R. Bajar las cotizaciones de los autónomos y grabar a las rentas más altas. El entorno político no ayuda.

XL. ¿Con qué medidas?

Á.R. Con un plan estratégico que nos indique hacia dónde tienen que invertir los emprendedores. En otros países lo hacen. Si me voy a Noruega o Dinamarca me orientan; aquí, no.