Las especies semelpáridas mueren tras el coito: lo son insectos, peces… y se ha descubierto que incluso marsupiales. Por Fátima Uribarri / Fotos: Getty Images y Cordon Press

Algunos marsupiales australianos hacen tal esfuerzo para copular que caen muertos. Les sucede a los machos del antequino. El celo de las hembras solo se da una vez al año. Ellos tienen que aprovechar la ocasión, así que copulan con todas las que pueden durante doce o catorce horas seguidas.

En esos días no comen y se extenúan hasta tal punto que sangran internamente. Al final de la temporada de apareamiento los machos, sin cumplir un año, mueren. Hay más animales que mueren tras el sexo; en muchos influye la diferencia de tamaño. Ellos suelen ser mucho más pequeños que las hembras y mueren a manos de ellas tras el coito: sucede con la mantis religiosa; la araña Latrodectus mactans, llamada ‘la viuda negra’; o especies de peces abisales.

Promiscuidad suicida

animales morir despues del sexo

Los antequinos alcanzan la madurez sexual entre los ocho y los once meses. Durante el celo copulan ‘a destajo’ en encuentros frenéticos que duran hasta catorce horas. Eso los matará, pero garantiza la supervivencia de la especie. Las crías permanecen adosadas a su madre cuatro meses.

Diferencias que unen

El macho del pez abisal conocido como ‘demonio marino’ (Lophiiformes) es diminuto respecto a la hembra. Ni siquiera es capaz de alimentarse por sí mismo, así que muerde a la hembra, como un parásito, y fusionan sus sistemas circulatorios. Él se alimenta y, al mismo tiempo, la provee a ella de esperma. Cuando se reproduzca, dejará de ser útil.

Amores que matan

animales morir despues del sexo

La mantis religiosa puede devorar la cabeza del macho mientras él introduce el semen en su abdomen. El proceso reproductivo continúa con él decapitado.

También te pueden interesar estos artículos sobre animales

Unos animales muy raros

Los tiburones atacan en manada