Estos animales en ocasiones emiten una especie de carcajada histérica, sobre la que se ha especulado mucho. Al parecer, las hienas se ‘ríen’ cuando se sienten frustradas; por ejemplo, si son desplazadas por un individuo dominante de su manada durante la comida. Vendría a ser una forma de protesta… Por F. G. S. 

Mandíbula trituradora

Armada de una dentición más parecida a la de los felinos que a la de los cánidos, su mordida es la más potente de los mamíferos terrestres. Sus premolares y molares están capacitados para cortar y desgarrar piel, carne y tendones y para triturar huesos.

Alta velocidad

A pesar de su aspecto tosco, las hienas son corredoras de larga distancia y pueden mantener un trote ligero durante horas. En el momento de atacar o de huir rápidamente, alcanzan velocidades superiores a 50 km/h.

Estómago a toda prueba

Su aparato digestivo es capaz de disolver y digerir todo tipo de alimentos, incluso aquellos que harían enfermar a otros carnívoros. Su alta concentración de ácidos disuelve los huesos que ingiere con frecuencia después de triturar con sus poderosas mandíbulas la carne de sus víctimas.

Sentidos desarrollados

Las hienas cuentan con un sentido de la vista bien desarrollado, un olfato extraordinario y un oído agudísimo que les permite obtener información de sus presas y enemigos mucho antes de llegar a verlos.

Te puede interesar

El final del rey león

Los animales más feos del mundo