De entre todas las técnicas utilizadas para combatir el insomnio, probablemente la más popular sea el método 4-7-8.

 Aprende a respirar como un niño (para vivir mejor)

Sesenta segundos son los que necesitaríamos para conciliar el sueño si aplicamos la técnica del 4-7-8, inspirada en las respiraciones yóguicas y popularizada en Occidente por el doctor Andrew Weil, director de Medicina Integral de la Universidad de Arizona. Este método es, según Weil, “un tranquilizante natural para el sistema nervioso”

Colóquese en una postura cómoda y siga estos pasos:

1. Lleve la punta de la lengua a la parte de detrás de los dientes y presione el paladar.

2. Inhale el aire a través de la nariz durante cuatro segundos.

3. Retenga la respiración durante siete segundos.

4. Espire todo el aire por la boca durante ocho segundos. Hágalo de forma audible, haciendo un sonido de silbido.

5. Repita el ciclo hasta cuatro veces.

La idea es practicar esta respiración dos veces al día. Según Weil, no es útil solo para conciliar el sueño, sino también siempre que uno se dé cuenta de que está en tensión, desde para controlar los antojos de comida hasta para refrenar la lengua en una discusión.

Te puede interesar

Claves para domir bien

Aprende a respirar por coherencia cardiaca