Calabacín gratinado con tosta de ajo

Una original receta para cualquier época del año. Prepara en cuatro pasos un plato de calabacín gratinado con tosta de ajo con ayuda de Martín Berasategui. Foto: José Luis López de Zubiría

Tiempo de preparación para la receta de calabacín gratinado con tosta de ajo: 40 minutos

Ingredientes

  • 10 rodajas de pan
  • 2 dientes de ajo
  • 1 calabacín (o varios, dependiendo del tamaño)
  • medio manojo de perejil
  • 300 g de tomate frito
  • 25 g de queso parmesano rallado
  • aceite de oliva, sal, pimienta y tomates cherry

PASO A PASO

1. Se lavan los calabacines, se retiran los extremos y se cortan a lo largo en 4 partes.

2. Se ponen a sudar los calabacines en una sartén con un poco de aceite hasta que queden dorados (unos 2 minutos aproximadamente). Se les da la vuelta y se terminan de dorar durante otros 2 minutos. Se limpian bien los tomates cherry y se cortan por la mitad. Se lava, deshoja y corta el perejil muy finamente. Se pica el ajo y se mezcla con el perejil.

3. Acabado y presentación: en una fuente de horno se colocan los calabacines, se les echa un poco de sal y pimienta y se espolvorean con el ajo y el perejil. Encima se disponen el tomate frito y los tomates cherry y se reparte por toda la superficie el queso rallado. Se ponen encima las rodajas de pan cubriendo toda la base y se riega con un chorro generoso de aceite de oliva virgen.

4. Se hornea a 180 C durante unos 20 o 25 minutos hasta que el pan quede perfectamente dorado en la superficie. Se sirve en raciones pequeñas como guarnición o en una ración un poco más generosa como primer plato.

Mis trucos

Se debe tener cuidado con las altas temperaturas del horno, ya que muchas verduras y hortalizas contienen suficientes azúcares como para quemarse en el borde o en el fondo, donde entran en contacto con el recipiente.

El vino

txacoli

 

Txacoli Arri 2011 Acogido a la D. O. Txacoli de Guetaria y elaborado con la variedad hondarrabi zuri en un 85 por ciento y con la hondarrabi beltza en un 15, presenta un color amarillo pálido con tonos verdosos que reflejan la juventud y el frescor del producto. Acompaña a mariscos y pescados (bonito, besugo, anchoas), así como a carnes blancas, servido a unos 8 o 9 C. Precio aproximado: 8 euros. Juan Luis Recio