¿Se imagina volar sobre los Alpes sin salir del gimnasio y trabajando a la vez sus abdominales? La realidad virtual llega al ‘gym’.

  • Se impone la libertad de movimiento. El gimnasio como lugar único de entrenamiento desaparece y surgen empresas que ofrecen una red de establecimientos conectados a través de apps. La idea es poder entrenar en cualquier momento y en cualquier lugar: kick boxing en Madrid, yoga en Cádiz, crossfit en un bootcamp de Bilbao…
  • Desaparecen las cuotas mensuales o anuales y surgen herramientas y apps para pagar por sesiones realizadas.
  • Triunfan las experiencias inmersivas: clases que combinan el deporte con efectos audiovisuales. Ya es posible disfrutar de una ruta por los Pirineos sin salir de la bici estática.
  • La monotonía del gimnasio se sustituye con el uso de videojuegos que nos permiten quemar calorías mientras matamos marcianos o escapamos corriendo de un apocalipsis zombi.
  • Los profesores tendrán acceso a los datos recogidos por los dispositivos inteligentes de los clientes sobre sus hábitos para diseñar programas de entrenamiento individualizados.
  • Las máquinas de fitness de última generación incorporan software para controlar el ejercicio e incluso posibilidad de conectar con otros deportistas online
La revolución del 'fitness'

La revolución del 'fitness'

La realidad virtual ha llegado al gimnasio. Olvídate del entrenador personal, ahora serán las máquinas inteligentes las que guíen tu entrenamiento... y hasta te harán volar. Te contamos las claves…

Te pueden interesar estos artículos

¿Por qué el deporte es una droga?

Cuando el deporte pasa fractura

Running…  ¡cuidado con los puntos débiles!