Valladolid (1939). Trabajo como actriz desde hace más de 65 años y anuncio que me retiro con ‘El funeral’, una obra escrita y dirigida por mi hijo Manuel, con la que estaré dos años de gira. Por Virginia Drake / Foto y vídeo: Javier Ocaña

XLSemanal. La veo como una pera.

Concha Velasco. Estoy estupenda y no tengo ningún complejo, quizá por eso me mantengo así. Me he hecho todas las revisiones y todo está muy bien. La chica yeyé ya está mayor, pero encantada.

XL. Se despide con una obra que narra el funeral de una actriz: qué mal rollo, ¿no?

C.V. No, nada que ver conmigo ni con ninguna actriz. Es una obra sobrenatural.

XL. ¡Y tanto! Aparecen tres Conchas Velasco a la vez: Concha-cadáver, Concha-fantasma y Concha en una pantalla.

C.V. La triste despedida se convierte en una comedia de mucha risa. Antonio Resines es el protagonista y nos lo pasamos estupendamente: está magnífico.

XL. Es la primera vez que trabaja con su hijo, ¿obedece o le da consejos?

C.V. Soy muy disciplinada y obedezco en todo cuando veo que el director sabe muy bien lo que hace, y mi hijo lo sabe.

XL. ¿Qué pasa si discrepa con el director?

C.V. Que soy muy incómoda y acabo echándolo de la función. Me ha ocurrido dos veces, pero no te diré los nombres.

Concha Velasco, obra el funeral

XL. Así que la actriz echa al director…

C.V. Claro, si no lo hace bien… A uno lo eché cuatro días antes del estreno de una obra maravillosa de Antonio Gala.

XL. ¿Qué tal está Gala?

C.V. Hablo con él a menudo, porque en noviembre lo homenajearemos en su fundación, en Córdoba. Adoro a Antonio, he sido la actriz que ha estrenado más obras suyas.

XL. Integró la plataforma de apoyo a Zapatero, ¿a qué político apoyaría hoy?

C.V. A ninguno, porque defraudaría a los españoles con cualquier opinión. Nunca he tenido miedo al qué dirán -y a mi edad menos-, pero estoy un poco perpleja y dolorida con lo que pasa.

XL. Y su diferencia con Hacienda, ¿resuelta?

C.V. En eso estoy: pago 7000 euros al mes al fisco. Me han dado esta facilidad porque saben que cumplo y tengo trabajo: he firmado dos años con El funeral, acabo de renovar en Las chicas del cable (Netflix) y sigo en Cine de barrio, donde me permiten envejecer dignamente: sin cirugía ni tacón de aguja.

XL. Y rodará una película. ¡No se jubilará!

C.V. Sí, sí; cuando cumpla 80 años. No pienso morir en el escenario. Aunque, como sigo siendo muy creyente y católica, me moriré cuando Dios quiera.

XL. ¿Siente que ha tenido una vida muy vivida?

C.V. En lo profesional, incuestionable. En mi vida privada, me he enamorado unas cuantas veces, aunque algunas han acabado mal [ríe]. Estoy encantada, no tengo ningún tipo de nostalgia ni de rencor.

Todo un clásico

Concha Velasco, desayuno

 

«Tomo un zumo de naranja y pomelo recién hecho. Café con leche y tostadas de pan con aceite de oliva. Alguna vez, le pongo algo de queso fresco y pavo».

 

 

También te puede interesar esta entrevista a Concha Velasco

Concha Velasco: “Yo he sido la cornuda de España”