Parecidos más que razonables

Las fotos de estas estrellas y sus vástagos a la misma edad es cuestión de genética… azarosa. Por Raquel Peláez / Fotos: Getty Images y Cordon Press

Siempre se ha repetido que todo depende de los genes, pero el parecido físico de los hijos con uno de sus progenitores tiene mucho que ver con el azar. Markus Hengstschläger, director del Instituto de Medicina Genética de Viena, destierra unos cuantos mitos con respecto a aquello de la herencia recibida: ¿que la hija de Meryl Streep sea un clon exacto de la actriz no significa que haya heredado más genes de su madre? «Por supuesto que no -asegura-. Heredamos el cincuenta por ciento de los genes de cada uno de nuestros progenitores».

Heredamos la mitad de genes de cada progenitor, pero algunos se imponen

La cuestión está en cómo se agrupan. Cada gen posee dos alelos: uno que viene del padre y otro, de la madre. Cuando un alelo dominante está emparejado con otro recesivo, es el primero el que determina la característica física. El mundo de las celebrities deja claros ejemplos de cómo la azarosa combinación de genes juega en muchos casos a favor de uno de los progenitores. Y de cómo, en esos casos, aquello de «de tal palo, tal astilla» determina también sus pasos profesionales.

También te pueden interesar estos artículos sobre hijos de famosos…

La hija de ‘celebrities’ más polémica del momento

Hijas de papá

Kendall Jenner: la modelo mejor pagada

‘It girls’ desde la cuna 

Rocco Ritchie, profesión: hijo de Madonna