Una receta de gratín de hongos y patatas perfecta como guarnición para carnes y pescados o como plato único acompañado de una ensalada verde. Fotos: José Luis López de Zubiría

Tiempo de preparación: 1 hora y media

Ingredientes

  • 400 g de patatas
  • 200 g de hongos frescos
  • 50 g de aceite de oliva
  • 500 g de nata
  • 40 g de ajo picado
  • sal y pimienta.

PASO A PASO

Se precalienta el horno a 140 C. Se pelan las patatas y se laminan lo más finas posible con ayuda de una mandolina o de un cuchillo perfectamente afilado. Se hace lo mismo con los hongos, procurando sacar láminas finas y lo más largas posible.

Se hierve en una cacerola la nata junto con el ajo, la sal y la pimienta. Se cocina el conjunto a fuego lento durante unos siete minutos hasta que la mezcla espese y coja cierta textura. Se cuela y reserva. Por otro lado, se pone el aceite de oliva en otra cacerola y, cuando empiece a tomar color, se doran por ambos lados los hongos laminados.

Acabado y presentación

En una fuente de horno se coloca una base de crema de ajo; encima, una capa de láminas de patata; sobre esta, una de hongos salteados y, encima, otra capa de crema de ajo. Se siguen haciendo capas de crema, patata y hongo, alternativamente, hasta que se acaben. Se hornea una hora y cuarto, hasta que la superficie quede gratinada y con costra.

Listo

Es una guarnición perfecta tanto para carnes como para pescados, así como para acompañarla de una ensalada verde como plato único.

Mis trucos

Para saltear setas, no conviene llenar mucho la sartén. De esta manera, haciéndolas poco a poco, los jugos de los hongos se evaporan al instante y estos se tuestan rápidamente.