Un placer irresistible y suculento que se hace volando. Con la ayuda, paso a paso, de Martín Berasategui podrás preparar esta deliciosa receta en casa. Fotos: José Luis López de Zubiría

Tiempo de preparación: 15 minutos

Ingredientes para 4 personas

Para la crema de sardinas

  • 100 g de anchoas en salazón
  • 125 g de quesitos en triángulos
  • 130 g de aceite de oliva virgen extra
  • 100 g de agua
  • 20 g de mostaza y 30 g de sardinillas sin espinas en conserva

Para la tosta

  • 1 barra de pan candeal de 25 cm de longitud
  • la crema de sardinas que habremos elaborado previamente
  • un buen puñado de nueces ya peladas y partidas
  • 2 tomates
  • jamón de pato
  • 1 bola de mozzarella
  • un puñado espinacas o de brotes tiernos
  • aceitunas verdes sin hueso y 2 cucharadas soperas aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN

De la crema de sardinas: se colocan las anchoas en salazón, las sardinillas y el agua en un vaso de batidora y se tritura todo bien hasta lograr una consistencia untuosa, como de una crema. Se agregan la mostaza y los quesitos y se vuelve a batir. Cuando la mezcla sea homogénea, se añade el aceite muy despacio, en forma de chorro fino, y se emulsiona el conjunto como si fuese una mayonesa. Se reserva en frío hasta que vayamos a montar el plato.

De la tosta: se lavan los tomates y se secan con cuidado. Se pelan para cortarlos en rodajas muy finas. Se corta la barra de pan a lo largo. De ella solo utilizaremos la base; la otra mitad la guardaremos para otra preparación. Se coloca la tosta en una bandeja adecuada y se hornea unos minutos a 140 C. Cuando el pan esté tostado y crujiente, se rocía con un chorrito de aceite de oliva, se colocan los tomates por encima y hornea 3 minutos más. Se retira la tosta del horno y se deja que se atempere.

Acabado y presentación. sobre el pan tostado con aceite y tomate, se unta una buena cantidad de crema de anchoas y sardinillas. Sobre ella se colocan, con un poco de arte, unas rodajas finas de mozzarella, unas lascas de jamón de pato, las nueces, los brotes o las hojas de espinaca y las aceitunas verdes cortadas. La tosta se puede servir entera o en raciones, cortándola en igual número de pedazos que de comensales que vayan a tomarla.

Paso a paso

tosta de verano con salsa sardina

1. Se baten las anchoas y las sardinas con agua, añadiéndoles quesitos y mostaza.

2. Se emulsiona la mezcla con aceite de oliva, como si fuese una mayonesa.

3. Se tuesta el pan, se le añade aceite y tomate y se vuelve a meter al horno.

4. Se termina la tosta poniendo la crema de sardinas, la mozzarella, el jamón de pato, las nueces, los brotes y las aceitunas.

Mis trucos

La mozzarella debe oler a leche fresca, mantequilla, yogur o nata, pero ligeramente, sin que ofenda a nuestro olfato. Debe ser de leche de búfala y, muy importante para su conservación, presentarse sumergida en suero.