Ibéricos junto al Sena

Reinos de humo

El jamón ibérico puro de bellota es el producto español con mejor imagen en el mundo. Auténtica marca España. En las más destacadas tiendas gourmet de Europa y otros rincones del planeta pueden encontrarse jamones de las distintas denominaciones de origen. Y, por supuesto, quienes nos visitan no pierden ocasión de probarlo. Si pasan por la T-4 del aeropuerto de Barajas, verán un espacio dedicado exclusivamente al ibérico siempre repleto de un público entusiasta. Uno de los mayores impulsores de la presencia internacional de los jamones de cerdos ibéricos, de los criados en las dehesas a base de bellotas, ha sido la empresa Joselito, de Guijuelo, que ahora cumple
150 años y vende sus productos en 56 países. Para ponerlos en valor han desarrollado un proyecto, Joselito Lab, en el que cocineros con tres estrellas Michelin elaboran platos de alta cocina con el jamón y otras partes del cerdo. Ferran Adrià o el japonés Yamamoto han participado en las distintas ediciones. La de este año, a cargo del francés Yannick Alléno, del Pavillon Ledoyene, un precioso espacio en los Campos Elíseos, junto al Sena. En su recetario, desde una sencilla pero magnífica tortilla hecha con huevo revuelto envuelto en láminas de panceta ibérica hasta los sofisticados champiñones en hojaldre rellenos de solomillo y lomo. Iniciativas que posicionan al cerdo ibérico como nuestra mejor bandera.