Lucio del Valle llevó el agua a Madrid en el siglo XIX y construyó la Puerta del Sol. Ahora hay una exposición sobre modelos y maquetas históricas donde se puede ver maquetas de obras del arquitecto. Por C. R. 

“Señora, hemos tenido la suerte de ver un río poniéndose de pie”. Así de jubiloso recibía Posada Herrera -presidente del Consejo de Ministros-, ante la reina Isabel II, el primer chorro de agua corriente que llegaba a Madrid. ¡Y menudo chorro! El surtidor de agua colocado en la calle de San Bernardo para la  alcanzaba los 30 metros de altura, más que cualquier edificio de alrededor. Era el 24 de junio de 1858. Ese día, la reina movió la palanca que activó el chorro. Las aguas del río Lozoya llegaban a Madrid. A su lado: el hombre que lo había hecho posible, el ingeniero Lucio del Valle, director del proyecto, que se había prolongado durante seis años.

En sus obras utilizada presidiarios, para abaratar los costes

Las obras hidráulicas del Canal fueron de las más importantes del siglo XIX. Trabajaron en ellas unos cuatro mil obreros: la mitad, libres, y la mitad, presos. Aunque era una práctica común en la época, Del Valle fomentó desde el principio que trabajasen en sus obras públicas presidiarios, para así abaratar los costes.

Para llevar el agua a Madrid desde la sierra, como hoy la disfrutamos (antes se usaban los ‘viajes de agua’, unas conducciones subterráneas que canalizaban pequeños acuíferos de la ciudad), hubo que sortear importantes impedimentos naturales: se realizaron obras como el Pontón de la Oliva, en Patones, o los acueductos de la Sima y de Las Cuevas.

Fuente San Bernardo. Foto:Canal de Isabel IILas obras del Canal acabaron en un surtidor de agua que se colocó en la calle San Bernando. Luego se trasladó a la Puerte del Sol, pero la fuente era poco profunda y mojaba todo alrededor. Pasó por varios sitios antes de acabar en un apartado de la Casa de Campo, donde sigue

Lucio del Valle  era conocido por su brillantez y sus dotes matemáticas, lo que le permitió titularse al tiempo como ingeniero y como arquitecto. Dirigió otras importantes obras públicas: carreteras, puentes históricos como el de El Cabriel, los faros metálicos del delta del Ebro… Además, su interés por la fotografía le hizo contratar a expertos para documentar su trabajo. De las obras del Canal dejó constancia el fotógrafo inglés Charles Clifford. Del Valle murió a los 59 años, víctima de una enfermedad reumática.

Lucio del Valle, ingeniero, canal de Isabel II
Del Valle nació en Madrid en 1815. En 1856 se casó con Luisa de la Vega Inclán. No tuvieron hijos. Al enviudar, Luisa prohijó a una sobrina, que sería la heredera

Del acueducto al chorro Las obras del Canal acabaron en un surtidor de agua que se colocó en la calle San Bernardo (a la derecha) para impresionar. Luego se trasladó a la puerta del Sol, pero la fuente era poco profunda y mojaba todo alrededor. Pasó por varios sitios antes de acabar en un apartado de la Casa de Campo, donde sigue.

Y diseñó el kilómetro cero de España

Puerta del Sol

En 1857, la Puerta del Sol no era una plaza, sino una calle ancha en la que confluían varias callejuelas. Para solucionar lo que se había convertido en un cuello de botella, se encargó a Lucio Del Valle la reforma de la Puerta del Sol. Su proyecto es el que ha llegado hasta hoy, con una forma semicircular en torno a la casa de Correos. En 1862 acabaron las obras y, ante el éxito, a Del Valle le encargaron alinear las casas de Madrid. Un paso más en su decidido y expreso afán por modernizar el país, a lo que dedicó toda su vida.

PARA SABER MÁS

Exposición: Maquetas y modelos históricos Ingeniería y construcción. Conde Duque (Madrid) Del 07 de junio al 17 de septiembre de 2017