Es el rostro público de Wikipedia, el proyecto que puso en marcha en 2001 con el filósofo Larry Sanger, a quien acabó echando de la empresa. Por Daniel Méndez

Acusado de ejercer un control excesivo sobre la enciclopedia digital el dictador benévolo lo llaman, hablamos con él del futuro de Internet, del derecho al olvido (y también al recuerdo) y de por qué no hay mujeres en Wikipedia.

De niño, Jimmy Wales estudió durante años leyendo una enciclopedia por su cuenta, en lugar de leer libros de texto. Iba a una escuela muy peculiar en su Alabama natal. La dirigían su madre y su abuela y tenía una sola aula en la que estudiaban juntos niños de diferentes edades e incluso con problemas de aprendizaje. El sistema funcionaba y Wales entró muy joven a la universidad.

Se licenció en Finanzas y empezó a hacer dinero especulando con moneda extranjera. Ganó lo suficiente como para arriesgarse con las nuevas tecnologías y en 1996 fundó una web llamada Bomis, de contenido adulto. De hecho incluía pornografía, aunque Wales intenta ocultar este ‘detalle’. Lo cierto es que esa web le permitió explorar otro proyecto, Nupedia, una enciclopedia gratuita que fundó en 2000 con el filósofo Larry Sanger.

Aquello no acabó de funcionar porque el programa que usaban era poco operativo. Fue en 2001 cuando apareció la llamada tecnología ‘wiki’, que permitía a cualquiera escribir en un sitio y modificar el contenido, lo que permitió nacer a Wikipedia. Llegó el éxito y, con él, las desavenencias. Wales despidió a Sanger al principio de buenas maneras, pero la cosa acabó con duras acusaciones por ambas partes. Wales se obsesionó por controlar Wikipedia, hasta el punto de que editó hasta 18 veces su biografía. por ejemplo, eliminó cualquier referencia a Larry Sanger como cofundador de Wikipedia (hoy, sí aparece citado) e incluso cambió su propia su fecha de nacimiento. Él adujo que no quería manipular, solo corregir errores.

Aprovechando los privilegios técnicos de la Fundación Wikipedia en lo referente a la edición de contenido, Wales protagonizó un caso especialmente polémico en 2012. se empeñó en eliminar algunas fotografías de su banco de fotos, Wikimedia Commons. Sostenía que tenían carácter erótico y no educativo. La comunidad se rebeló contra lo que consideró un abuso de poder. Y volvieron a subir las imágenes. Todo ello le ha valido un título. el de dictador benévolo . Él lo plantea de otro modo. Solo soy la reina de Wikipedia.

XLSemanal. Ha dicho que Wikipedia no podía haber nacido en Silicon Valley ¿Por qué?

Jimmy Wales. ¡A lo mejor, sí! No estoy seguro. Pero es importante salirse de la caja de resonancia de Silicon Valley, donde todo el mundo habla siempre de las mismas ideas. Eso te limita mucho.XL.

¿En qué sentido?

J.W. Muchas veces la gente de Silicon Valley se dedica a resolver problemas que solo tienen ellos, los que viven allí. Y puede que esos no sean los problemas que tenemos el resto.

XL. Dice que en 500 años nadie recordará Facebook.

J.W. Bueno, no estoy seguro. ¡Pero en mil años nadie lo recordará, seguro! [Risas].XL.

¿Wikipedia será más longeva que Facebook?J.W. Sí. Eso espero. Se ha convertido en algo muy importante culturalmente y muy interesante también. Creo que hemos logrado hacer algo maravilloso, algo notable.

XL. ¿Cree que ha cambiado nuestra manera de pensar?

J.W. ¿Sabes una cosa curiosa? El famoso Oxford English Dictionary, que es un proyecto impresionante, se creó de una manera parecida a Wikipedia. pidieron al público general que ayudara y mandara listas de palabras, que las catalogara Y se convirtió en un proyecto público a gran escala. Por supuesto, la tecnología era otra. mandaban cartas por correo postal, pero fue un gran proyecto público. La lógica es muy parecida. Es algo que no supe hasta años después de poner en marcha Wikipedia.

“No podemos dejar en manos de Google qué se debe borrar de Internet y qué no. Eso nos lleva a la tiranía y a la represión”

XL. Se ha pronunciado en contra del derecho al olvido en Internet.

J.W. Sí. Porque creo que hemos delegado ese derecho en Google. Nos encontramos en la tesitura de tener que pedirle a una compañía privada como Google que tome la decisión definitiva en asuntos fundamentales para la sociedad.

XL. ¿Se refiere a decidir qué borrar y qué no?

J.W. Digamos que a decidir el equilibrio entre privacidad y libertad de expresión. Creo que no está bien dejar eso en manos de una compañía privada. No importa lo buenos que sean en lo suyo, no serán transparentes, no tendrán que rendir cuentas ante nadie.

XL. ¿Solución?

J.W. Necesitamos un árbitro judicial. Un periódico cuyo enlace va a ser censurado debe tener la posibilidad de recurrir esa decisión y defender que su contenido siga estando a disposición del público y localizable por los buscadores. Esta es nuestra postura y espero que el Parlamento Europeo reconsidere el asunto con un punto de vista más moderno, más actualizado.

XL. Aunque es difícil encontrar un árbitro universal en algo con unas fronteras tan difusas como Internet.

J.W. ¡Pero hoy día estamos pidiendo a Google que sea ese árbitro! Es importante que alguien pueda pedir que no se elimine un enlace. Tenemos que entender que lo que algunos pueden ver como una violación de la privacidad puede ser también parte del derecho de la gente a saber, a estar informada. No debemos olvidar, al hablar del derecho al olvido, que existe también el derecho al recuerdo. Que la sociedad tiene derecho a saber.

XL. ¿Puede Internet ser neutral?

J.W. El debate en torno a la neutralidad de la Red suele ser muy superficial. ¡Diga lo que diga, alguien se va a ofender!

XL. ¿Es el control de la comunidad como hace Wikipedia lo que más se aproxima a esa neutralidad?

J.W. Sí, sin duda. Siempre hemos tenido la idea de que los mejores resultados en la sociedad se obtienen solo tras un debate intenso. Cada vez que alguien controla el flujo de información, no funciona. a la larga nos lleva a la tiranía y a la represión.

XL. Bueno, hay quien lo acusa a usted de ejercer ese control en Wikipedia.

J.W. [Ríe]. ¡No es verdad! Tengo una cierta capacidad de influencia, sí. Pero trabajo más a nivel de políticas y decisiones que en cosas muy específicas. Somos una comunidad abierta, con una serie de procesos para garantizar su funcionamiento.

“El número de editores de Wikipedia está bajando. No creo que estemos en crisis, pero sí ante una situación sobre la que debemos reflexionar”

XL. Aunque hubo un episodio que lo obligó a renunciar a algunos de sus poderes especiales de ediciónupo que había eliminado frases de su biografía].

J.W. Mi renuncia a ciertas prerrogativas es un proceso que continuará. Sencillamente porque, en la medida en que construimos instituciones que funcionan en el seno de la comunidad, yo me tengo que echar a un lado. ¡Aunque sigo editando artículos a diario!

XL. Pero con menos protagonismo.

J.W. Exacto.

XL. Algunos lo llaman el dictador benévolo . Usted lo plantea de otro modo. Soy la reina de Wikipedia .

J.W. Tengo un rol en Wikipedia, desde luego, pero es un rol simbólico. tengo muchos poderes teóricos que en la práctica no puedo ejercer. De ahí mi comparación con la reina. ¡Dedico mucho tiempo a saludar con la mano! [Ríe].

XL. El número de editores en Wikipedia está bajando. Cada vez escribe menos gente

J.W. Es un fenómeno interesante. La comunidad se mantiene más o menos estable en cuanto a número de miembros. Aunque ha retrocedido desde su pico más alto. ¿Supone eso un problema? Es una pregunta difícil de responder.

XL. ¿Por qué cree que ocurre?

J.W. Una de las razones es que, en la medida en que Wikipedia se ha convertido en una herramienta muy completa, hay menos artículos que escribir. Si ese es el motivo, no hay por qué preocuparse.

XL. ¿Qué le haría preocuparse?

J.W. Si la gente está perdiendo interés, eso sería preocupante. O si la comunidad no está siendo lo suficientemente acogedora, entonces también tenemos un problema No creo que estemos en crisis, pero sí ante una situación sobre la que debemos reflexionar. XL. Habla de dar la bienvenida a más gente Y dice que Internet va a ser cada vez más grande, con la incorporación de nuevas regiones. ¿Cómo cambiará la Red?J.W. ¡Estamos en un momento muy excitante! Está a punto de llegar una nueva ola de gente a Internet. mil millones de personas se van a convertir en usuarios activos mucho antes de lo que hasta ahora habíamos pensado.

XL. ¿De dónde salen?

J.W. Hubo un tiempo en que Internet eran Europa, los Estados Unidos, Japón Países y regiones que ya se conocen bien entre sí. Pero ahora vamos a empezar a ver la participación de gente en lugares sobre los que no sabemos tantas cosas. Kenia, Nigeria, la India ¿Qué pasará cuando toda Nigeria esté on-line?

 XL. Dígamelo, usted. ¿Qué pasará?

J.W. Veremos el día a día de la gente allí. qué música escuchan, qué ven y cómo lo cuentan. A mí me gusta pensar en el vídeo del Gangnam style. Una estrella del pop coreana cantando en coreano un tema que plantea una sátira de un personaje muy local. ¡Pero de algún modo toca un tema universal! Algo que nunca hubiera pasado hace 40 años. En África, las páginas más vistas a día de hoy son Google, Facebook, Wikipedia y Twitter. Esto quiere decir que se están incorporando a la conversación global. Va a tener un gran impacto en el mundo. Dejaremos de pensar en ellos como el otro.

XL. En Wikipedia siguen teniendo una asignatura pendiente. la participación de las mujeres.

J.W. Sí. Es fundamental. Llevamos tiempo lidiando con este problema. El 85 por ciento de nuestros editores son hombres. ¡Buscamos mujeres editoras!

XL. ¿Cuál es el perfil medio de sus editores?

J.W. Un hombre de 26 años, soltero y con amplios conocimientos tecnológicos. Parte de la clave está en conseguir que la tecnología no suponga una barrera. ¡Que mi padre pueda entrar también a editar!

XL. Wikipedia podría obtener muchos beneficios por publicidad ¿Por qué no lo aprovecha? ¿Ocurrirá?

J.W. No. Los ingresos llegarán por otro lado. Por donaciones y demás vías que ya utilizamos. Nunca por publicidad.

XL. Y usted no cobra nada

J.W. Tengo una vida muy interesante y conozco a gente con muy buenas ideas. También tengo Wikia, mi compañía con ánimo de lucro. ¡Y me va muy bien! Ahora me he asociado a The People’s Operator, una compañía de telefonía móvil. ¡Que la gente no se preocupe por mí! Me va bien económicamente.

XL. The Peoples Operator plantea un modelo de negocio peculiar porque una parte de lo que pagas por el móvil se destina a causas justas.

J.W. Sí, es muy interesante. Por eso, me embarqué en el proyecto. El 10 por ciento de tu factura va a la causa que tú elijas, y el 25 por ciento de nuestros beneficios se dedica a la caridad. Creo que ofrecemos algo único sobre lo que los consumidores van a hablar. ¡Eso nos ahorra cientos de millones de la publicidad en televisión! Podemos hacer algo global y conocido en todos lados sin invertir un dólar en publicidad. Y al mismo tiempo apoyar causas sociales. ¿Por qué no hacerlo?

Privadísimo

1. Su certificado de nacimiento afirma que nació en Alabama el 8 de agosto de 1966. Sin embargo, él porque confío más en mi madre sostiene que fue el 7 poco antes de medianoche. Así figura en su entrada en Wikipedia.

2. Hoy reside en Londres, aunque con un pie en Florida.

3. Se mudó a Europa por amor. en 2012 se casó con Kate Garvey en Londres. Garvey era la secretaria personal de Tony Blair. Se conocieron en una cumbre de Davos.

4. Antes estuvo casado en dos ocasiones. Tiene dos hijas.

5. Su fortuna se ha calculado en torno a un millón de dólares. Es poco comparado con otros grandes del sector tecnológico. No es un tema que a él le guste tratar.