Durante cuarenta años, José Latova ha fotografiado los trabajos arqueológicos de investigadores españoles.

Unos captan guerras, pasarelas de moda, competiciones deportivas José Latova [Madrid, 1954] ha dirigido, en cambio, el objetivo de su cámara hacia fósiles, pinturas rupestres o acueductos. Durante 40 años se ha enrolado con equipos arqueológicos en excavaciones de cuevas, tumbas o simas, y ha permanecido miles de horas en archivos de museos e instituciones para realizar el inventario de nuestro patrimonio más antiguo. El Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid muestra el trabajo de este reportero, testigo de nuestra riqueza cultural histórica. Sin embargo, la arqueología española no es ni mucho menos pasado. Asombrosos han sido algunos hallazgos recientes. Los expedicionarios del Proyecto Djehuty, por ejemplo, se toparon en Luxor (Egipto) con una tumba de hace cuatro mil años en la que había ¡casi un centenar de momias! Fósiles de rinocerontes, jabalíes, hienas y otros mamíferos de hace dos millones de años fueron halladas en el yacimiento de Fonelas (Granada). En este zoológico del Cuaternario antiguo hay piezas excepcionales de un mastodonte ibérico y de un raro jabalí de río gigante. En Vilafranca (Castellón), otro equipo ha descubierto unas interesantes pinturas rupestres con escenas de caza España está regada de huellas de nuestros ancestros. Queda trabajo para Latova. F.U.

Españoles en acción

El guardián del grano

Hery fue escriba y supervisor de los graneros de la esposa real y la madre de Ahhotep en los comienzos de la dinastía XVIII, en Egipto. Se calcula que fue enterrado en torno al año 1550 antes de Cristo. Un equipo de españoles y egipcios han excavado su tumba y la de Djehuty.

Edad del cobre en Parla

Cerca del arroyo de Humanejos en Parla (Madrid) se halló un importante hipogeo (galería subterránea con funciones funerarias) de la época calcolítica (Edad del Cobre) con restos humanos y utensilios.

Un pez en la cueva

De la cueva del Pindal, en Asturias, hay noticia desde 1908. Sus paredes lucen hasta 13 bisontes, 8 caballos, ciervos Y dos rarezas. un mamut y un pez. Los habitantes de la cueva soportaron bajas temperaturas mientras los pintaron durante el periodo magdaleniense, hace unos 13.000 años.