«Queremos saber en qué medida a los gatos domésticos les influye cómo hablan con ellos los seres humanos, porque parece que usan diferentes dialectos», explica Susanne Schötz. Por L. G. 

Durante cinco años, Susanne Schötz, profesora de Logopedia de la Universidad de Lund (Suecia), analizará este tipo de comunicación, que varía mucho entre las razas (los siameses son más habladores). Los expertos creen que los gatos domésticos han desarrollado vocalizaciones diferentes a las de los salvajes. El estudio también analizará cómo estos felinos reaccionan a las diferentes voces humanas. «Veremos si los gatos prefieren que se dirijan a ellos como mascotas o que les hablen como a humanos adultos», explica Schötz.