Hace 40 años, un héroe galáctico llamado Luke Skywalker lo convirtió en ídolo de adolescentes. Después de aquello, sin embargo, desapareció. Mark Hamill retoma en ‘Star Wars: los últimos Jedi’ su personajes estelar. La fuerza, por lo visto, todavía lo acompaña. Por Carlos Manuel Sánchez / Fotos: Getty Images y Michael Friberg

Los años no pasan en balde. Y Mark Hamill tiene 66. Pero está visto que la Fuerza lo acompaña. Está feliz, sorprendido de verse otra vez en el papel de Luke Skywalker. Ídolo de las quinceañeras de los años setenta, aquel rubiales vestido con un kimono de kárate y armado de un sable láser iba para guapo oficial de Hollywood. Su rastro, sin embargo, se esfumó. Un día, Hamill se distrajo en una autopista e intentó negociar cuatro carriles para no saltarse la salida; acabó en un quirófano, donde le reconstruyeron la cara durante siete horas. Hubo, sin embargo, otras razones que le impidieron convertirse en una estrella. Su personalidad, por ejemplo: no tiene el carisma apabullante de Harrison Ford. Ahora bien, Hamill -casado con Marilou York, una higienista dental, desde hace 39 años y padre de tres hijos que ya le han hecho abuelo- es simpático, hogareño y contagia su buen humor, como demuestra en esta entrevista, en un hotel de Londres, donde se lanza a demostrar sus dotes de imitador. No en vano se ha ganado la vida como actor de doblaje.

personajes, mark hamill, luke skywalker, la guerra de las galaxias, xlsemanal

Hamill en 1977, en una imagen promocional de La guerra de las galaxias. Interpretó a Luke Skywalker por primera vez, con 26 años

El regreso de la saga de La guerra de las galaxias ha sido para él como un regalo caído del cielo, por mucho que en la entrega anterior apenas tuviera una breve aparición y los guionistas no le escribieran ni una mísera línea. Se resarce con creces en Star Wars, los últimos Jedi [estreno: el 15 de diciembre], el octavo episodio de la serie. «En esta película sí que hablo, eh», se apresura a aclarar sonriente.

XLSemanal. Aquí está usted, 40 años después de encarnar por primera vez a Luke Skywalker. ¿Cómo se siente?

Mark Hamill. Eufórico. Por el entusiasmo de la gente. He hecho muchas películas de bajo presupuesto con buena acogida del público, pero eran pelis pequeñas de gente pequeña con grandes ideas. Pero La guerra de las galaxias no se parece a nada de lo que hecho en mi carrera.

personajes, mark hamill, luke skywalker, la guerra de las galaxias, xlsemanal

XL. ¿Esperaba volver?

M.H. [Se ríe]. ¡Para nada! Que a estas alturas me den una oportunidad semejante es un regalo.

XL. ¿Por qué cree que sigue atrayendo la narrativa de La guerra de las galaxias?

M.H. Porque bebe en las raíces de los cuentos de hadas como Blancanieves, Cenicienta o los de los hermanos Grimm… Toca algo muy básico pero también muy hondo del ser humano. Es un cuento de hadas moderno. Viajas en naves espaciales en vez de en carros tirados por caballos, pero me recuerda al Mago de Oz. Mi personaje es un campesino empujado a vagabundear por el mundo, no en Kansas, sino en el planeta Tattooine, y se encuentra con todo tipo de gente pintoresca: una princesa, piratas, magos; como los de las historias que nos contaron de niños. ¡Y el personaje de la princesa Leia fue una revolución en su momento!

“Mi lema: relájate, no apuntes muy alto y nunca te decepcionarás”

XL. ¿Qué quiere decir?

M.H. ¡Una mujer que no se asusta ante nada! Vamos a la Estrella de la Muerte a rescatarla y ella toma el mando enseguida. No busca que la protejan. De hecho, se mete con la incompetencia de los hombres que han ido a salvarla. «¿Esto es un plan? Pues vaya plan», les dice. A las chicas les encantaba. Nunca habían visto nada igual.

personajes, mark hamill, luke skywalker, la guerra de las galaxias, xlsemanal

El joven Luke se ha hecho mayor. Ahora retoma su papel en el octavo episodio de la saga galáctica

XL. Carrie Fischer murió hace un año. ¿Qué recuerdo le queda de ella?

M.H. Era insustituible. Carrie disfrutaba del momento, todavía oigo su risa. Los que la conocimos hemos pasado por un periodo de duelo colectivo muy profundo. De algún modo le da a la nueva entrega un aire de melancolía que no se merece, porque ella era la alegría.

XL. Le confieso que con 12 años yo tenía un póster de Luke y Leia en la habitación que compartía con mis hermanos…

M.H. ¡Vaya! Muy agradecido.

personajes, mark hamill, luke skywalker, la guerra de las galaxias, xlsemanal

«Carrie Fisher disfrutaba cada momento, todavía oigo su risa -dice Hammil de la actriz, fallecida hace un año-. Su muerte le da a esta entrega un aire melancólico que no se merece, porque ella era la alegría»

XL. Se lo digo porque usted fue un ídolo adolescente, pero desapareció del mapa. Siguió en la industria del cine, aunque de manera periférica.

M.H. Bueno, soy un maestro del escapismo. Eso es lo que represento, lo que he querido ser en la vida. Y no me puedo quejar. Me fui a Broadway. No te dan papeles por ser Luke Skywalker. Vas a las audiciones y a ver qué pasa. Hice musicales, hice El hombre elefante, se valoraron mis dotes de actor… Luego descubrí las voces en off. He sido la voz del Joker de Batman. He hecho voces de personajes extranjeros: australianos, españoles, alemanes… Nadie sabe hablar con acento en Hollywood, a excepción de Meryl Streep. Hay que doblarlos. Me siento afortunado.

“De niño veía demasiada tele y hacía imitaciones. Mi padre, que era militar, estaba muy preocupado por mí”

XL. Los fans de La guerra de las galaxias son auténticos eruditos en el asunto. Debe de ser un poco intimidatorio.

M.H. A mí me asombran. Todos te quieren contar su historia, cómo Star Wars les cambió la vida, cómo les enganchó; gente con enfermedades… Cada cual tiene su interpretación de la saga. A mí me emociona que sea tan significativo para tanta gente. Y no solo como un entretenimiento, aunque durante dos horas los sacas de su casa o de la oficina y los transportas a galaxias lejanas; son unas vacaciones de la mente. Y yo no soy muy popular en Hollywood, pero tengo un grupo muy fiel de gente que me apoya y me sigue. Y con la que siempre puedo contar.

XL. ¿Hubiera sido usted uno de ellos?

M.H. ¡Sí! Soy muy friki. Si no hubiera hecho la película, habría estado el primero en la cola para entrar al cine. Soy muy fan de Disney, King Kong, Oliver y Hardy

“El personaje de la princesa Leia fue una revolución. ¡Una mujer que no se asusta ante nada!”

XL. Lo veo coleccionando espadas láser…

M.H. ¡Por supuesto! [Se ríe]. No es que yo quisiera por todos los medios ser actor, quería estar donde se hacían las películas, formar parte de ello… Me pasaba las horas imitando al pato Donald, a Bela Lugosi… Mi padre estaba en la Marina, me veía y el pobre debía de pensar: «¡Dios mío!». Mis padres estaban muy preocupados por mí.

personajes, mark hamill, luke skywalker, la guerra de las galaxias, xlsemanal

Tras estudiar interpretación en el instituto, Hamill actuó en varios culebrones, telefilmes y comedias televisivas como El show de Bill Cosby o La familia Partridge. En 1976, su amigo el actor Robert Englund le sugirió presentarse al papel de Luke

XL. ¿Qué decían?

M.H. ¡Este niño ve demasiada tele! ¡Y los Beatles! Me pasaba el día cantando e imitando el acento inglés.

XL. Dice que su padre fue militar, ¿qué opina del comandante jefe de su país?

M.H. ¡Dios mío, Trump! Me declaro miembro de ‘La Resistencia’ [se ríe]. Ese hombre tiene una personalidad tan volátil; es muy capaz de declarar la guerra por Twitter. Tener a dos tipos como Donald Trump y Kim Jong-un jugando a ver quién es más macho con sus atributos nucleares es terrorífico terrorífico. A mí no me gusta tener un perfil alto, pero en las redes sociales ahora soy más elocuente y no oculto mis preferencias por el Partido Demócrata. Echo de menos a Obama. Y estamos viviendo un periodo histórico de mucha división en la sociedad. Mi país está terriblemente fracturado.

personajes, mark hamill, luke skywalker, la guerra de las galaxias, xlsemanal

Hamill buscó, en vano, alejarse de Luke y de su imagen de ídolo juvenil. Con ese afán, en 1979 protagonizó en Broadway ‘El hombre elefante’

XL. Por cierto, el lema que tiene en su cuenta de Twitter es un pelín ambiguo…

M.H. [Se ríe a carcajadas]. «Cree en ti mismo, trabaja duro, no te rindas nunca y todo es posible. O… No te esfuerces, relájate, no apuntes muy alto y nunca te decepcionarás».

XL. ¿En qué quedamos?

M.H. Usted elige. Le confieso que mi primera opción fue la segunda.

XL. La de no esforzarse…

M.H. Luego pensé que sonaba cínico y que era oscuro decirles a los niños que no tengan aspiraciones cuando el presidente Kennedy nos animó a explorar las estrellas. Así que contrarresté el cinismo con una dosis de optimismo. Pero ahí le dejo las dos opciones [se ríe].

XL. Como Groucho Marx: «Estos son mis principios; si no le gustan, tengo otros».

M.H. ¡Exacto! Considéreme un cínico optimista.

XL. ¿Podría darme un consejo de jedi?

M.H. La regla de oro es que trate a los demás como quiera que lo traten a usted. Eso es lo básico. Aunque una persona no sea religiosa, es una buena norma a la que atenerse. Mire, George Lucas lo intuyó muy bien, creando la Fuerza en Star Wars, que es una manera de abordar el tema de la espiritualidad sin meterse en religiones. Cada cual puede interpretarla según sus creencias o su falta de ellas: un católico, un musulmán, un agnóstico… El espectador decide qué es ese campo de energía metafísico.

personajes, mark hamill, luke skywalker, la guerra de las galaxias, xlsemanal

Un hombre de familia: el actor se casó con Marilou York, una higienista dental, en 1977, tras el estreno de La guerra de las galaxias. Siguen juntos, tienen tres hijos y un nieto

XL. ¿No le da miedo que R2D2 y C3PO le quiten el trabajo a nuestros hijos?

M.H. Es una cuestión decisiva. Lo estamos viendo ya. Se pierden los trabajos artesanos, los robots van haciendo cada vez más cosas… El mundo cambia constantemente. Pero tenemos que encontrar un equilibrio entre tecnología y humanidad. Va a ser una lucha. Ya veremos qué pasa.

“¡Me declaro de ‘la resistencia’! Trump y Kim Jong-un juegan a ver quién es más macho con sus atributos nucleares. Es terrorífico”

XL. ¿Por quién apuesta usted?

M.H. ¡Por la humanidad! Nos asusta que las máquinas puedan escaparse fuera de nuestro control, que desarrollen sus propios intereses y motivaciones, como profetizaba Arthur C. Clarke en su novela 2001: Una odisea del espacio... El ordenador se hace con el mando. Es un miedo que está justificado. Tenemos que estar muy alertas para que la tecnología que consumimos no nos acabe consumiendo a nosotros.

personajes, mark hamill, luke skywalker, la guerra de las galaxias, xlsemanal

Una visita al dentista… Hamill y York se conocieron en la consulta bucodental donde ella trabajaba. En su primera cita la llevó a ver Annie Hall; «quería ver si tenía sentido del humor». Debía de tenerlo porque se casó, pese a que la inminencia del rodaje de El imperio contraataca les impidió irse de luna de miel

XL. Usted viajó mucho de niño. ¿Qué recuerda?

M.H. Que a mi padre lo trasladaban de una base a otra constantemente. ¡Fui a nueve colegios diferentes! Siempre era el chico nuevo de la clase. Y cuando por fin empezaba a hacer amigos, nos teníamos que mudar otra vez. Al principio me gustaba. Cuando eres más pequeño es una aventura, pero de adolescente ya no. Quería estar con mis amigos, con la novia… Y entonces un día llegaba mi padre a casa y decía que preparásemos las maletas. Odiaba viajar. Quería quedarme de una vez en algún lugar.

XL. Y entonces destinaron a su padre a Japón.

M.H. Y a Japón que nos fuimos. Había dos opciones: Japón o Alemania. Yo rezaba para que fuera Alemania. Mi idea loca es que así estaba más cerca de Inglaterra y, por tanto, de los Beatles. Las primeras seis semanas en Japón fueron muy difíciles. Lo odiaba. Pero luego me encantó. Podría vivir en Japón perfectamente. Me encanta ese país. La verdad es que me pasé la adolescencia leyendo novelas de terror: Frankenstein, Drácula… Estaba en mi propio mundo. Y viajaba a regañadientes. Yo quería pertenecer a una comunidad, no ser siempre el forastero. Pero evolucionas. Ves otras culturas. Incluso dentro de Estados Unidos es muy diferente vivir, qué sé yo, en el Sur profundo que en California. Pero conocer sitios diferentes te vacuna contra la intolerancia.


Ahora sí, la hora del Jedi

personajes, mark hamill, luke skywalker, la guerra de las galaxias, xlsemanal

«En esta película sí que hablo», bromea Hamill al referirse a la nueva entrega de Star Wars tras no pronunciar una sola frase en la anterior.

personajes, mark hamill, luke skywalker, la guerra de las galaxias, xlsemanal

Por lo demás, apenas se sabe que arranca donde nos dejó la anterior y que el papel de Carrie Fisher será muy relevante y emotivo.