Más de 2000 investigadores relacionados con la sanidad rastrean, a partir de los nuevos casos de pacientes con COVID-19, los posibles contagios entre su red de familiares y amigos. Una labor crucial para mantener la desescalada. Vídeo y foto: Daniel Méndez

Entramos en el Hospital Universitario de Ciudad Real y en la Unidad Técnica del Área 2 de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid para ver cómo trabajan. Este domingo el reportaje en XLSemanal.

Son más de 2000 los investigadores que trabajan sin descanso para localizar a los contagios y sus contactos. Una cifra muy por debajo de la de otros países: Alemania ha contratado a 12.000 rastreadores. Hay quien considera que en España harían falta entre 15.000 y 20.000.

Es imposible identificar a todos los contactos. Hay lagunas de memoria u omisiones deliberadas… Pero hay estudios que indican que, si podemos identificar al 50 por ciento de los casos sintomáticos de coronavirus y seguir al 40 por ciento de sus contactos, podemos mantener la transmisión bajo control y retomar la actividad sin asumir grandes riesgos.

Se dan situaciones difíciles. No es fácil recibir una llamada que anuncia que hemos estado en contacto con un sospechoso… y que, independientemente de que tengamos o no síntomas, tenemos que volver al confinamiento.

Los contactos estrechos deben volver al confinamiento. Se trata de personas que hayan estado en el mismo lugar que un nuevo contagiado, a menos de dos metros durante más de 15 minutos

El reportaje completo este domingo en tu quiosco con XLSemanal