Georgia Gough acababa de instalar un estanque en su jardín de Yorkshire, cuando vio bañándose en él a una pequeña serpiente… Por E. F. 

Se apresuró a coger su cámara para fotografiarla y se encontró con un espectáculo: la serpiente se lanzó sobre una rana y, pese a ser mayor que ella, la devoró ante su objetivo. «La rana no tuvo la más mínima oportunidad desde el momento en que la atrapó». De la difícil digestión se encargaron los poderosos jugos digestivos del reptil, que le permiten reducir cualquier presa. La culebra rara vez es peligrosa para el hombre. Mucha gente incluso la domestica para proteger su jardín: es un aliado ideal contra especies invasoras.

También te pueden interesar estos artículos cursiosos sobre animales…

¿Expresan los animales emociones ‘humanas’?

Los animales que más miedo le dan a Frank de la Jungla

Unos animales muy raros