El principal reservorio del caballito de mar en España está en el Mar Menor y pese a estar en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial no existe ningún compromiso para protegerlo,  a pesar de que por sus cualidades, es un termómetro para conocer el estado de la laguna. Así es el caballito de mar. Por C.M. Sánchez

El caballito de mar no es especialmente hábil nadando ni rápido. Es asustadizo. Para moverse utiliza sus aletas dorsales. Frente a los enemigos su táctica consiste en camuflarse. Se mantiene suspendido verticalmente pero pierde el equilibrio y busca cualquier cosa para agarrarse.

→ Visión de 360º.

Puede mover cada ojo de manera independiente y mirar a la vez lo que tienen delante y lo que tienen detrás.

→ La cena está servida.

Caza larvas y pequeños crustáceos… cuando se le ponen a tiro. Carece de estómago y su digestión es muy básica. Las crías pueden comer hasta tres mil veces al día; los adultos, unas cincuenta.

→ ¡No estoy!

Su estrategia consiste en pasar inadvertido. Si está muy estresado, incluso cambia de color. Su esperanza de vida oscila entre uno y cuatro años.

→ Baile nupcial.

El macho y la hembra bailan, nariz con nariz. Los machos expulsan chorros de agua desde su bolsa para mostrarle a la hembra que está vacía. El cortejo puede durar varios días hasta que se aparean.

Te puede interesar

Especies amenazadas en el Mar Menor… y el gran enemigo

Contaminación marina: haciendo surf con la basura