Grumpy cat, se ha convertido en el felino más famoso del planeta. Para escapar del acoso de los fans, Grumpy viaja en coche con los cristales tintados. Por F. Goitia

Las teorías al respecto abundan, ninguna muy científica, pero lo cierto es que los gatos son además del porno lo más visto en la Red.

Y claro, era cuestión de tiempo, pues, que alguien sacara tajada de ello. Por eso Tabatha Bundesen, la dueña de Tardar Sauce, alias Grumpy Cat (gato gruñón), puede ser considerada una pionera. Al ronroneo de su gata (sí, es una hembra), nacida como celebridad al calor de Internet ha creado Grumpy Cat Ltd., cuyo valor ronda ya el millón de dólares. Televisión, revistas, incluso su propia película Las peores Navidades de Grumpy Cat y colabora en causas filantrópicas. Dar hogar a gatos callejeros, sin ir más lejos. Vamos, ¡que lo ve Piolín y lo adopta seguro!