Valenciano, del 41. Soy catedrático de Lengua y Literatura Española, Premio Nacional de Ensayo, crítico taurino de ‘ABC’, y acabo de publicar ‘La vuelta al mundo en 80 músicas’ (editorial La Esfera). / Foto y vídeo: Javier Ocaña 

XLSemanal. Del canto gregoriano a Bob Dylan: un buen repaso.

Andrés Amorós. Julio Verne escribió La vuelta al mundo en 80 días, mi amigo Julio Cortázar hizo La vuelta al día en 80 mundos… y a mí me divirtió hacer La vuelta al mundo en 80 músicas.

XL. Figura en este libro la famosa canción de La cucaracha, que dice que se remonta a la Reconquista española.

A.A. Sé la diferencia que hay entre una música y otra, pero a mí me emociona igual el Réquiem de Mozart que Los campanilleros. Hay que disfrutar de la belleza y la emoción, que la vida ya tiene bastantes cosas tristes.

XL. Mozart, Beethoven, Schubert, Chopin, Schumann, Bizet… el que no tenía sordera era ciego, intentó suicidarse o murió antes de cumplir 40 años.

A.A. Eran genios que vivían muy intensamente. Hacían conciertos con 4 y 6 años y escribían óperas y composiciones extraordinarias en un par de semanas.

XL. Dice que Marilyn Monroe nunca bailó sobre la rejilla del metro y que Suspiros de España son unos bartolillos de crema, que nada tienen que ver con la patria añorada.

A.A. Y es verdad: la escena de Marilyn se rodó en un estudio, y el pasodoble Suspiros de España lo compuso Álvarez Alonso en una noche y le puso el nombre de unos pastelillos que vendían en una confitería cerca del Café España, donde trabajaba.

Andres Amoros

XL. Experto en tauromaquia, gastronomía, música, historia, literatura, cine, teatro… ¿una tecla que no toque?

A.A. [Ríe]. Soy muy buen aficionado de todas las cosas que enriquecen mi vida, no soy un experto en nada: soy un apasionado y un aprendiz de todo. Me emociono leyendo a Cervantes, viendo una obra de Shakespeare, escuchando a Bach, mirando un cuadro de Velázquez o viendo un partido de fútbol.

XL. Pero no le gusta ver una Traviata con escenografía y vestuarios modernos.

A.A. ¡Pues claro! Hay que ser un genio para cambiar una Bohème o una Traviata sin estropearlas, pero vivimos la tiranía de los directores de escena.

XL. Ha dicho: «La mayor parte de las novelas actuales son malas». ¿Respecto a la música clásica piensa lo mismo?

A.A. La música clásica, a partir de la Escuela de Viena, abandonó la melodía; y la mayoría de los modestos aficionados ya no seguimos ese tipo de música.

XL. Oiga, usted empezó a escribir a los 22 años y ha publicado más de 170 libros. ¿Sabe lo que es pasarse un día en la playa, tomando el sol o mirando al mar?

A.A. Bueno; no sé, a lo mejor un día…

Desayuno: muy valenciano

desayuno Andres Amoros

 

«Tomo un zumo de naranja, un té hecho en leche muy caliente, y unos bizcochos alargados que en Valencia llamamos ‘fartón’ con mermelada de naranja».