La Agencia Espacial Europea planta cara a la creciente competencia mundial con los cohetes Ariane 62 y 64

En el espacio, la competencia es cada vez mayor. China, Japón y la India lanzan sus propios cohetes. También lo hacen empresas privadas como SpaceX (de Elon Musk) y Blue Origin (de Jeff Bezos). Así que la Agencia Espacial Europea (ESA) ha decidido ponerse al día. Se han invertido 3000 millones de euros en desarrollar el Ariane 6, una nave de transporte espacial para poner en órbita distintos satélites; entre ellos, los del sistema Galileo.

Ariane 62

Es un proyecto que proporcionará un ahorro importante. El Ariane 6 (que tiene dos versiones. 62 y 64) abaratará los costes de su predecesor, el Ariane 5, hasta en un 50 por ciento; entre otras cosas porque su etapa superior (‘etapa’ se llama a sus segmentos) se podrá fabricar en una cadena de montaje.

Ariane 64

Mejora también gracias al uso de dos o cuatro boosters (los cohetes aceleradores que se usan para añadir empuje al lanzamiento) en función de la carga y la altura de vuelo.

cohete ariane

Adeline: fase inferior reutilizable que va en el Ariane 62

El primer cohete debería despegar en el año 2020. A partir de 2025, el módulo reutilizable Adeline sustituirá al segmento inferior del Ariane 6, de un solo uso.