La guerra de los Seis Días. ¿Por qué? El 5 de junio de 1967, 375 aviones israelíes despegan hacia Egipto. Ése es el inicio de una guerra que cambiará el mapa de Oriente Próximo y sentará las bases de estos 40 años de crisis. Éstas son sus claves.

El origen del cisma

El Estado de Israel nace en 1948 tras el abandono británico de Palestina y el reparto del territorio entre judíos y palestinos, con Jerusalén como ciudad internacional. Rodeado de países árabes decididos a acabar con él y con unos recursos limitados, el futuro del Israel está en vilo, sobre todo porque un millón de palestinos tuvieron que dejar sus tierras, lo que abrió una herida que aún no ha cicatrizado.

El tablero de juego

Las dos décadas siguientes vieron la consolidación de Israel y de sus vecinos. La negociación era imposible, porque nadie cedía. El único argumento eran las armas; una nueva guerra, sólo cuestión de tiempo. Israel volvió sus ojos a EE.UU. y los árabes, seducidos por la URSS, soñaban con la unión panárabe.

La escalada

La tensión se masticaba. En 1964, Israel inició la guerra del agua en el Jordán, a la que Siria y Jordania respondieron desviando el cauce del río y creando la Organización para la Liberación de Palestina. Las escaramuzas fronterizas eran la norma, pero el envío de refuerzos egipcios al Sinaí lo desató todo.

La guerra

Israel se jugó su última carta. Lanzó su aviación contra Egipto y destruyó su Fuerza Aérea. A la vez, sus blindados entraron en el Sinaí. La falta de coordinación árabe impidió que Jordania y Siria atacasen. La ONU decretó un alto el fuego que los israelíes desoyeron durante dos días, durante los que arrebataron Cisjordania y Jerusalén Este a Jordania y los Altos del Golán, a Siria.

Un futuro lastrado

Salvo Israel, todos perdieron, sobre todo los palestinos. Cientos de miles huyeron a los campos de refugiados. Allí, el odio se convirtió en desesperación y terrorismo. Israel pasó de ser el David acorralado al Goliat amenazante. Después vendrían los atentados del septiembre negro, las guerras del Yom Kipur, del Líbano y del Golfo, las intifadas… Una pesadilla sin fin.


Palabra de protagonista

Moshé Dayán, general israelí

Moshe Dayan

«El Tzahal ha liberado Jerusalén. Hemos retornado a nuestros lugares sacrosantos para no separarnos de ellos jamás.»

Hussein de Jordania, rey de Jordania

Hussein de Jordania

«Yo sabía que Egipto y Siria no ganarían la guerra […]. Pero tampoco podía imaginar que Israel vencería tan fácilmente.»

Gamal Abdel Nasser, presidente de Egipto

MODEIBO KEITA WITH SEKOU TOURE & PRESIDENT ABDEL GAMAL NASSER IN CAIRO / ; 15 JUNE 1962

«¿Israel quiere pelea? ¡De acuerdo! ¡Bienvenidos! ¡Estamos preparados para la guerra! ¡Israel será destruido!»

¡Pssssst! Se dice que…

El “teléfono rojo” evitó que EE.UU. y la URSS se enzarzasen en la guerra. El presidente Lyndon Johnson, ante la amenaza telefónica de Moscú de intervenir a favor de los árabes, ordenó desplegar en la zona la VI Flota. Fue una efectiva forma de disuasión.