Taylor Swift: un novio por canción

La cantante encadena un chico con otro y cuenta la relación en sus letras

Algo pasa con Taylor. No solo son conocidas sus peleas con Selena Gómez o Adele. Ha dejado pasar dos novios sin explicar sus desventuras amorosas en una canción. Sus fans están desconcertados. Es raro raro. Esta campeona de la música (es la number one en ingresos según Forbes, con 153 millones de euros ganados en 2015) publicita sus amoríos desde que tenía 14 años y arrancaba aplausos con su guitarra y sus canciones country. A los 26 años, su colección de exnovios se ha alimentado de cantantes, actores, jovencitos de familias patricias, modelos… No ha sido una chica difícil a la hora de arrancar relaciones; otra cosa ha sido mantenerlas. Los chicos le duran poco. Y luego se enfadan, además, porque ella vierte su despecho en un tema musical. a Taylor Lautner le dedicó Back to december (Regreso a diciembre); a John Mayer, Dear John (Querido John); a Sam Armstrong, que la engañó con otra, le compuso Should ve said no (Debería haberte dicho que no). Las últimas muescas de su revólver fueron para Calvin Harris y Tom Hiddleston.