Miles de refugiados deben regresar a Siria desde los campamentos cercanos, pese a que la guerra sigue. Por Fernando Goitia

Dicen los expertos que la guerra en Siria está en su fase final, pero, aunque el ISIS se vaya quedando sin territorio y el Ejército muerda terreno a los rebeldes con cobertura rusa y creciente implicación turca, la matanza y el sufrimiento de civiles continúan. La cifra de muertos se acerca sin remedio al medio millón y la de heridos supera el millón mientras Bashar al-Ásad asedia a bombazo limpio Guta oriental.

El fotógrafo Uygar Onder captó esta imagen en un campo de refugiados cerca de Al Raqa, ciudad de donde se expulsó al ISIS en octubre, pero que ha quedado prácticamente destruida

Pese a ello, cientos de miles de refugiados sirios han sido obligados a regresar a sus lugares de origen desde los campos que se habían habilitado en las fronteras jordanas y turcas. Varias ONG, entre ellas Save The Children y Acción Contra el Hambre, han alertado de este regreso precipitado y sin garantías. Prueba de ello es que, por cada sirio que regresó en 2017, tres abandonaron el país.

Por cada sirio que volvió en 2017, tres abandonaron el país

Según Acnur, 5,5 millones han huido de Siria, casi 3 están en zonas sitiadas o de difícil acceso y otros 6,1 millones son desplazados en su propio país. Todos ellos llevan siete años protagonizando fotografías como la de arriba, finalista del Sony World Photography 2018 y que pretende dar visibilidad a la tragedia.

También te pueden interesar más noticias sobre Siria…

Fotógrafos sirios denuncian la tragedia de su país

Los cascos blancos: los héroes de la guerra de Siria

Primavera en Siria

Yihadistas tercera generación: claves de la radicalización exprés en Europa