Lanzan un polémico juego de mesa en el que los jugadores deben ir quitando los ladrillos sin que el presidente americano caiga. Por E. F. 

El polémico muro que el presidente estadounidense, Donald Trump, busca levantar en la frontera con México sigue adelante -el Pentágono ha autorizado el desembolso de mil millones de dólares para construirlo- y tiene ya incluso un macabro juego de mesa: The Presidential Wall Game. «Quita todos los ladrillos, pero ¡no me dejes caer!», dice ya desde la caja una figura de Trump, sentada en lo más alto de un muro de ladrillos amarillos.

El creador del juego fija la edad recomendada de los jugadores: a partir de nueve años

Creado por la firma Intex y presentado en la reciente Feria Internacional Americana del Juguete de Nueva York, el juego -cuyo precio ronda los 40 dólares y ha encendido las redes sociales- consiste en que los jugadores, armados con una paleta de albañil, vayan sacando, uno a uno, por turnos, los ladrillos sin que la figura de Trump caiga. El perdedor -cuenta su creador- es quien hace caer al presidente… La firma fija también la edad recomendada de los jugadores: a partir de nueve años. En la frontera que el juego banaliza murieron ya más de 7000 personas desde 1998.

Te puede interesar

Borrar la frontera de Trump con mucho arte

Trump elige muro