La llaman la ‘Gioconda’ holandesa por su mirada enigmática. Un equipo de expertos intenta descifrar los misterios de la obra de Vermeer con la última tecnología. Por L. G.

A Vincent Van Gogh, que no sabía poco sobre técnica pictórica, le fascinaba el uso del color que había hecho Johannes Vermeer trescientos años antes que él. La joven de la perla es uno de los mejores ejemplos de ello. Su mirada enigmática y el juego de luces y sombras siguen cautivando a quienes contemplan la obra en el Museo Mauritshuis de La Haya.

Se ha escaneado con técnicas que amplían hasta siete mil veces una superficie minúscula

¿Qué técnicas y materiales aplicó Vermeer para crear ese encanto?

Para responder a esto, La joven de la perla ha sido analizada milímetro a milímetro durante 15 días usando la tecnología más avanzada. Se ha escaneado mediante macrofluorescencia de rayos X, una técnica que permite el examen de áreas muy pequeñas y ‘ver’ así la química de los pigmentos (el hierro en los tierra, el mercurio en el bermellón…). Se han usado también una tomografía de coherencia óptica para analizar las veladuras azules del turbante y microscopía digital, capaz de ampliar los detalles hasta siete mil veces.

El análisis se estudiará ahora en profundidad, lo que la convertirá en una de las obras más documentadas del mundo.

¿QUIÉN ES LA CHICA?

analisis de la joven de la perla, vermeer

  • Sobre Vermeer y sus obras se sabe muy poco. De hecho, ninguna de las modelos que usó en los 36 cuadros que de él se conservan ha sido identificada. La joven de la perla ni siquiera fue fechada.
  • La imagen está considerada un tronie, expresión holandesa que define las pinturas hechas y vendidas para el mercado abierto. Aunque Vermeer pintaba sobre todo por encargo. En vida no tuvo éxito. A su muerte, con 43 años, solo dejó deudas a su esposa y sus 11 hijos.

analisis de la joven de la perla, vermeer

  • La novelista Tracy Chevalier imaginó una historia detrás del personaje, y su ficción de 1999 fue llevada al cine con Scarlett Johansson en el papel de la chica. Las otras dos candidatas eran Kate Hudson y Kirsten Dunst.
  • El coleccionista A. A. des Tombe compró la obra en una subasta en La Haya en 1881 por solo dos florines y treinta céntimos. En ese momento, su estado de conservación era muy malo. Des Tombe murió sin herederos y donó este y otros cuadros al Museo Mauritshuis de La Haya, en 1902. La obra fue restaurada en 1994, cuando recuperó sus colores originales.