Una limitada pista hace las delicias de los africanos que quieren -y pueden permitirse- esquiar o practicar ‘snowboard’ en África. Por L. Gómez

Están disfrutando de los últimos días de la temporada de esquí. Lesoto, en el hemisferio sur, disfruta desde junio hasta octubre sus meses más fríos, los que permiten que no se derrita la nieve artificial con la que fabrican su única pista de esquí. El Afriski Resort, ubicado en las montañas Maluti, se construyó en 2004 y el interés de los africanos por él ha ido en aumento alentado sobre todo por la práctica del snowboard. La estación tiene tan solo una pista de esquí principal de poco más de un kilómetro de longitud y unas laterales más pequeñas para principiantes.

esquiar el africa, lesoto

Aspiran a competir un día en los Juegos Olímpicos de Invierno

Solo hay otra pista de esquí en África, similar a esta, y está en la vecina Sudáfrica. «Afriski siempre es una experiencia única como destino de vacaciones», dice el responsable del resort, Martin Schultz, que cuenta que reciben unos doce mil visitantes cada temporada. Pero aspiran a más. Su objetivo es que algún día Lesoto pueda competir en los Juegos Olímpicos de Invierno.

Veinte cañones de nieve alimentan la pista de esquí en la que practican adultos y, sobre todo, niños.

Schultz, profesor de esquí él mismo, explica que tienen varios programas de entrenamiento para jóvenes -la mayoría, hijos de los empleados- y que su rendimiento, y más aún su entusiasmo son muy esperanzadores.

También te pueden interesar estos artículos sobre snowboard…

Esquiador, ¡saca músculo!

Si no respiras, esquiarás mejor