El diario de Johanna Fantova -la última novia de Einstein– reveló algunas de las ideas del científico sobre aspectos desconocidos de su vida. Éstas son las más relevantes. Por R. P.

El amor por la soledad

“Los físicos dicen que soy un matemático, y los matemáticos que soy un físico. Soy un hombre completamente aislado y, aunque todo el mundo me conoce, hay muy pocas personas que verdaderamente saben quién soy.”

Su teoría de la educación

“Los exámenes distraen a los estudiantes de sus verdaderos intereses. Éstos no deberían tener más de dos pruebas durante sus años en el colegio. Yo les daría seminarios y, si de verdad parecen interesados y escuchan, les concedería sus diplomas.”

Su ideario político

“Soy un revolucionario. Todavía soy como el Vesubio en erupción.”

Su pasión por la música

“Ya no toco el violín porque es una tarea muy ardua, pero toco el piano cada día; es más fácil improvisar en él.”

El programa nuclear de EE.UU

“Nadie sabe más sobre energía atómica que Robert J. Oppeneheimer (.). Su persecución política por parte del senador Joseph McCarthy es una fuente de amarga desilusión (…). Sería conveniente que cambiasen el nombre de la Comisión para la Energía Atómica por el de Comisión para el Exterminio Atómico.”

Su afición favorita: la navegación

En su diario, Fantova realiza apreciaciones sobre la salud de Einstein. En este extracto describe los esfuerzos del Nobel para defenderse de la enfermedad y seguir realizando algunos de sus pasatiempos favoritos.

“La salud de Einstein ha comenzado a fallar, pero él continúa con su afición favorita: navegar. Su precisión analítica le ayuda aquí también a calcular hasta el más pequeño movimiento del aire, incluso en días de calma total. Rara vez le he visto tan alegre como cuando navega en su primitiva embarcación.”

Te puede interesar

El maxicerebro de Einstein