Se está librando una de las más grandes batallas en la historia de la investigación para conseguir una vacuna contra el COVID-19 lo antes posible. Isabel Sola, del  Centro Nacional de Biotecnología, del CSIC, codirige uno de los 40 equipos que luchan en el mundo por detener la pandemia. Una tarea nada sencilla

La vacuna. un ejército increíble 3

1. SE INTRODUCE UNA PEQUEÑA PARTE DEL VIRUS

La vacuna introduce en el cuerpo humano un pequeño componente o una forma no dañina del patógeno, en este caso del coronavirus. Este componente se llama ‘antígeno’. Su objetivo: provocar una respuesta en el sistema inmune. Nuestro sistema inmune reaccionará a la vez de dos maneras. En una primera respuesta generará anticuerpos; en una segunda, en paralelo, creará células capaces de ‘asesinarlo’.

2. El CUERPO REACCIONA: ¡EN MARCHA LAS CÉLULAS B!

Nada más captar al ‘invasor’, nuestro sistema inmune activa las células B. Estas células son un tipo de glóbulo blanco capaz de crear células plasmáticas: auténticos portaaviones llenos de anticuerpos. Su misión: marcar al enemigo, al que no pueden eliminar. Para ello necesitan a las células T o asesinas.

3. ¡ENVOLVAMOS AL ENEMIGO!

La primera línea defensiva del cuerpo con la que se topa el enemigo son los macrófagos. Su misión: envolver sustancias extrañas. Nada más ponerse estos en marcha, se activan a la vez las células asesinas y las auxiliares. Estas últimas ayudan a descomponer al enemigo, algo muy importante para las células B y para las asesinas.

4. LAS CÉLULAS T: LAS ASESINAS

Las células T asesinas están programadas para reconocer, responder a y recordar al enemigo. Atacan y eliminan las células del cuerpo que se han infectado

5. LAS CÉLULAS DE MEMORIA

Un pequeño grupo de células B y células T, llamadas de ‘memoria’, permanecen en el cuerpo. La próxima vez que el patógeno real se encuentre en nuestro cuerpo, el sistema inmunitario lo recordará y responderá de forma rápida y eficaz. Es la ‘memoria inmune’. Gracias a ella, podrá reconocer al invasor y eliminarlo.

6. LA RESPUESTA UNA VEZ VACUNADOS

La respuesta inmune puede actuar de varias maneras:

-1. Deteniendo la replicación del virus, para que no infecte a más células.

-2. Produciendo anticuerpos que se adhieren al virus, volviéndolo inofensivo.

-3. Produciendo células inmunitarias que atacan y matan a otras células que han sido infectadas con el virus.

Información sobre el coronavirus

El coronavirus no está vivo… ni muerto

Coronavirus: cómo funciona el sistema inmune y cómo activarlo

Mariano Esteban: “Que nadie se engañe. Habrá más epidemias”