La tortuga boba ha comenzado a anidar en nuestras playas mediterráneas, pero el ‘acoso’ de curiosos y turistas impide que desoven. Por Mónica G. Salomone 

«No molestar». Ese es el primer mandamiento para quien este verano se encuentre a una tortuga desovando en una playa mediterránea. La buena noticia es que las probabilidades de que eso ocurra van en aumento porque por alguna razón, aún misteriosa, la Caretta caretta, o tortuga boba, desde hace unos años pone huevos en playas españolas. Lo no tan bueno es que hasta ahora han sido más las tortugas detectadas que regresaron al mar sin hacer su nido que las que lo consiguieron. La razón: flashes, selfies… exceso de entusiasmo.

En cualquier caso, los expertos en esta especie amenazada están emocionados e intrigados a la vez. La tortuga boba nunca ha anidado aquí antes. Sí en el Mediterráneo oriental -Turquía, Grecia-, adonde se cree que llegó hace millones de años; también en el Caribe, en la Costa Este de América del Norte, en Cabo Verde… costas con temperaturas templadas, adecuadas para los huevos. Pero desde 2001 hasta ahora se han registrado una treintena de indicios de nidos, una docena solo en 2017. ¿Por qué vienen las tortugas?

Tal vez sea una estrategia evolutiva, explica José Luis Crespo -investigador en el Oceanogràfic de Valencia-. Estas tortugas, por sorprendente que parezca, pasan décadas recorriendo los océanos y, cuando alcanzan la madurez sexual, vuelven a poner sus huevos exactamente a la playa donde nacieron. Pero ¿y si esa playa está destruida? Puede que la especie tenga un seguro de supervivencia, en forma de tortugas que se saltan la norma y fundan poblaciones en otras playas. Se ha descubierto que algunas que han anidado aquí son atlánticas; quizá el cambio climático ha calentado demasiado sus playas de origen y/o tal vez el mismo fenómeno ha hecho que estas playas sean más acogedoras.

También te pueden interesar más artículos sobre animales en peligro de extinción y especies amenazadas…

El rescate de la tortuga boba

Especies amenazadas en España

Los animales que ya no volveremos a ver

‘Freakes’ de la naturalez y en peligro de extinción

En busca de las 25 especies perdidas

¿Expresan los animales emociones ‘humanas’?