Los elefantes llegan al mundo grandes y dependientes: pesan unos cien kilos al nacer, pero tardan mucho tiempo en poder emanciparse de sus madres. Por Fátima Uribarri

Se alimentan exclusivamente de leche materna durante tres meses. Y siguen mamando hasta cumplir diez años, aunque el nacimiento de nuevos hermanos puede adelantar el destete. La vida en la manada matriarcal es su escuela de vida. Las crías aprenden pautas de comportamiento y destrezas de otras madres y otras crías. Esta pareja traviesa del Parque Nacional de Sudáfrica explora y se estimula jugando. Cuando lleguen a la adolescencia, si son machos se sumarán al grupo de ‘solteros’ y se irán. Si son hembras, se quedarán en la manada, serán madres y maestras de nuevas crías.

También te puede interesar

La cariñosa mamá nutria