El hielo del planeta se derrite… como se derrite bajo los pies de los ‘ahorcados’ en la imagen, una impactante protesta que alerta sobre el cambio climático. Por Fátima Uribarri

Calentamiento global: pingüinos al borde del abismo

Una soleada tarde en el corazón comercial de Colonia (Alemania) tres jóvenes se colocan una soga al cuello y se suben a unos trozos de hielo, que irán derritiéndose hasta desaparecer. «Así es nuestro presente. Continuamos con nuestro estilo de vida perjudicial para el clima y para el planeta, a pesar de que conocemos las consecuencias», explicaron los protagonistas. Esta impactante protesta visual se viralizó pronto en las redes. No se puede ser más gráfico.

“Así es nuestro presente. Seguimos con un estilo de vida dañino, aunque sabemos las consecuencias”

Los autores y ‘colgados’ son alumnos de la academia de diseño Ecosign: Anne Sikora, Sophie Regner -gestoras de la idea junto con su profesor Thomas Zika- e Yves Sanwidi. La performance se titula Hielo en la cuerda. Los viandantes reaccionaron con sorpresa, al igual que sucedió en la representación que realizaron semanas después en Berlín. No hubo alarma porque no corrieron serio peligro: colocaron antideslizante bajo las suelas de sus zapatos para no resbalar y el nudo de la soga no era corredizo. Ojalá, dicen, el daño que causamos al planeta fuese tan controlable. De nosotros depende.

Te puede interesar

Los guardianes del hielo