Proliferan los cursos que enseñan a gente mayor a mejorar el equilibrio y, en el caso de caerse, a hacerlo de la forma adecuada para evitar lesiones. Por F. U.

Los martes, los alumnos recorren el circuito: una acera con baldosas sueltas, una rampa pronunciada, una hilera de baches… Los jueves, la clase se dedica a aprender a caer. Los alumnos, de entre 65 y 94 años, se desploman sobre colchonetas siguiendo las instrucciones del profesor.

“El tener miedo a caerse aumenta el riesgo de tropezar”, explica Diedeke van Wijk 

Al principio, les cuesta. Tienen miedo. «No es malo tener miedo a caerse, pero ese temor aumenta el riesgo de sufrir caídas», explica Diedeke van Wijk, fisioterapeuta de estos cursos que se instruyen en Leusden (Holanda). Hay varios centros que los imparten y hasta están incluidos en algunos seguros sanitarios privados.

Están en auge. En España, el 19 por ciento de la población supera los 65 años. Según un estudio de la Fundacion Mapfre los mayores protagonizan el 63,8 de los 12 723 fallecidos en nuestro país a causa de caídas. Como el entorno no se adapta a la pérdida de habilidad física, sensorial y cognitiva propia de la edad avanzada, entrenar no es mala idea.

Circuito de obstáculos

miedo a caerse, cursos para mayores

Después trabajan las caídas en colchoneta. Si uno está cayendo hacia adelante, debe flexionar las piernas y ponerse de medio perfil, en forma de ovillo, para caer con el espacio entre el omóplato y el hombro y rodar en el suelo. Si está cayendo hacia atrás, debe llevar el torso hacia delante, extendiendo los brazos al frente, para caer con los glúteos y la espalda curvada evitando golpearse la cabeza.

miedo a caerse, cursos para mayores

Algunos alumnos de los cursos que se imparten en Holanda llegan a clase en bicicleta… a sus 88 años. Los cursos son de dos sesiones a la semana. Los ancianos recorren un circuito con rampas, baches y obstáculos. Aprenden a mejorar el equilibrio y a ganar soltura en terrenos inestables como una acera con baldosas sueltas.

También te puede interesar…

Yoga más allá de los 70 años