La enfermedad de Párkinson parece estar relacionada con unas acumulaciones de proteínas llamadas ‘cuerpos de Lewy’. Antes de llegar al cerebro, estos depósitos aparecen en el sistema nervioso del digestivo. Por Ixone Díaz Landaluce / Infografía: J. Antonio Peñas

Salud intestinal y cerebro: ‘escucha’ a tus tripas

Primer malestar: digestivo
Los pacientes de párkinson suelen tener problemas digestivos mucho antes de que otros síntomas de su enfermedad sean evidentes.

El inicio de la expansión
Los cuerpos de Lewy podrían aparecer inicialmente en el sistema nervioso entérico, que tapiza el digestivo.

El puente: el sistema entérico
El investigador español Francisco Pan-Montojo comprobó que los cuerpos de Lewy pueden llegar desde el sistema entérico hasta el núcleo dorsal del nervio vago, que, entre otras funciones, tiene la de controlar el sistema digestivo.

También el orden de aparición de los síntomas apunta a que la enfermedad no empieza en el cerebro

parkinson-cerebro

1. Cuando hay problemas digestivos, aparecen depósitos en el núcleo dorsal del vago.
2. Posteriormente afectan a los centros neuronales que controlan los movimientos, lo que ocasiona temblores y espasmos.
3. El deterioro cognitivo empieza cuando los depósitos llegan al neocórtex.
4. Además, los cuerpos de Lewy afectan al bulbo olfativo y atrofian la capacidad para oler (otro síntoma del párkinson).

¿Intervención ‘preventiva’?

Las personas que han sufrido una intervención quirúrgica denominada ‘vagotomía’ (resección del tronco principal del nervio vago para evitar una secreción excesiva de ácidos gástricos) tienen un 40 por ciento menos  de probabilidades de desarrollar párkinson. Eso podría confirmar la relación entre la enfermedad y el sistema digestivo, ya que la vagotomía dificultaría que  los cuerpos de Lewy llegaran desde el digestivo al cerebro.

El párkinson no es lo que parece

El párkinson no es lo que parece

El párkinson es, tras el alzhéimer, la enfermedad neurodegenerativa más extendida, con más de 6,5 millones de afectados en el mundo y 160.000 en España, donde la cifra se triplicará…

Te pueden interesar estos artículos sobre párkinson y el intestino

Párkinson, la batalla emocional

El poder oculto de nuestro intestino

Párkinson, el temblor silencioso

El párkinson y la mutación vasca

Un científico español revoluciona la lucha contra el párkinson