Los dolores de espalda y cuello se encuentran entre las afecciones más comunes. Así es cómo funciona la cabina EOS que mejora el diagnóstico de este tipo de dolencias

De cuerpo entero

El sistema de diagnóstico EOS proporciona imágenes en 3D del cuerpo entero del paciente. Facilita información de los pies, la cadera, la pelvis… órganos cruciales en la pisada y en posibles lesiones relacionadas con la columna vertebral.

Menos radiación

La radiación que recibe el paciente disminuye notablemente. «Se reduce en hasta seis dosis», afirma el doctor Clavel. Un paciente con escoliosis, por ejemplo, puede hacerse hasta veinte radiografías durante el diagnóstico y tratamiento. Con el sistema EOS necesita menos sesiones (no hay que hacer una para los pies, otra para la cadera…) y, además, EOS es más rápido que las máquinas convencionales de rayos.

Mejor imagen

EOS permite captar imágenes de pie y sentado. Muestra la postura natural y la orientación de las articulaciones. Consigue que se pueda valorar el equilibrio y analizar ligamentos y articulaciones desde varios ángulos.

Te puede interesar

Nuevas armas para el dolor de cabeza y cuello