Los Radford, la familia más numerosa del Reino Unido y un fenómeno televisivo en su país, espera su bebé número 22. Por Fernando Goitia

Ahí va una cifra para quitar el hipo. Sue Radford ha pasado más de 811 semanas de su vida embarazada. Es decir, 15 años y medio. Tuvo su primer hijo a los 14 y a los 43, dio a luz al número 21 de su prole, la pequeña Bonnie Raye. Y podrían ser 22, ya que Sue alumbró a un mortinato en 2012. Ella y Noel, su marido, aseguraban entonces que este sería su último parto, aunque «eso ya lo habían dicho antes», dice Max, uno de sus hijos. Ahora esperan un nuevo miembro, el que será el número 22.

Los Radford con 18 de sus 21 hijos en el salón de su casa, en Morecambe, norte de Inglaterra

Los Radford son la familia más grande del Reino Unido. Y una de las más populares, ya que Channel 4 lleva desde 2012 emitiendo una serie anual en la que se da cuenta del crecimiento del clan. La pareja, hijos adoptivos ambos, se casó cuando Sue cumplió los 18 años. Tuvieron entonces su segundo hijo y, según dicen, solo pensaban tener tres. Hoy son dueños de una panadería, viven en una casa con diez habitaciones -los dos mayores se han emancipado- y gastan, o eso dicen ellos, 300 euros a la semana en comida.