Jerez, 1951. A los 17 años empecé a trabajar en la radio. En los ochenta presenté el telediario y en los noventa dirigí el programa ‘Quién sabe dónde’ durante 6 años. Ahora dirijo ‘Desaparecidos’ en La 1. Por Virginia Drake / Foto y vídeo: Javier Ocaña

XLSemanal. En Quién sabe dónde resolvieron el 70 por ciento de los 2750 casos que trataron. Veinte años después, ¿el resultado será similar con Desaparecidos?

Paco Lobatón. Quién sabe dónde tenía cuotas de audiencia superiores al 30 por ciento e incluso llegó al 50, con una altísima participación ciudadana. Hoy esto es imposible, pero contamos con muchos más recursos gracias a las redes sociales. Trabajamos con la ilusión de igualar o mejorar ese porcentaje.

XL. ¿Ha aumentado el número de desaparecidos?

P.L. No se puede saber porque hasta el año pasado no existía ningún informe del número de denuncias. En 2017 se denunciaron 21.000 casos, de los cuales hay 4164 búsquedas sin resolver.

XL. A veces buscan a personas que no quieren ser encontradas.

P.L. Hay que conciliar el derecho a desaparecer con el derecho de las familias a saber. Tenemos una lista confidencial en la que comunicar que no quieres ser buscado. Pero la cantidad de ausencias voluntarias es insignificante.

XL. ¿Hay esperanza de encontrar a quien lleva varios años desaparecido?

P.L. Mientras no hay evidencia de muerte, hay esperanza de vida y ha habido retornos en casos muy antiguos.

paco lobaton

XL. ¿Su búsqueda puede interferir en la investigación policial de un caso?

P.L. La relación con la Policía es de absoluta colaboración. Los informamos de los casos que vamos a tratar y, una vez emitido el programa, les pasamos la información. Si interferimos, embargamos el caso un tiempo.

XL. La Policía se queja de la falta de órdenes judiciales para investigar.

P.L. Tiene razón, hay un déficit legal y judicial en el tratamiento de las desapariciones. Es fundamental adoptar un estatuto de la persona desaparecida para evitar archivos y sobreseimientos de forma sistemática.

XL. ¿Ha utilizado videntes en algún caso?

P.L. El día que un vidente demuestre haber resuelto un caso merecerá mi atención. Aun con buena voluntad, introducen sufrimiento y falsas expectativas a las familias. Hay que ignorarlos y, si hay insistencia, denunciarlos. Hay una tolerancia incomprensible en los medios a la hora de dar carta de naturaleza a un estupefaciente mental que se administra de forma luctuosa.

XL. Si quisiera desaparecer y que no lo encontrarán, ¿cómo lo haría?

P.L. ¡No tengo ni idea!, pero me parece heroico que la gente tenga la capacidad de desaparecer de forma voluntaria y construirse una vida nueva.

Desayunamos: un poco de todo

desayuno paco lobaton

 

«Empiezo con fruta tropical. Dos o tres tostadas con aceite de oliva y algo salado, tipo jamón ibérico o de York. Un café. Remato con un pellizquito de algoÿ dulce».

También te puede interesar este artículo sobre los familiares de desaparecidos…

Familiares de desaparecidos, una tragedia sin fin