Una reunión frente a la tele para ver un partido, una noche de mus… Las cenas informales -de picoteo o sentados- requieren estrategia para triunfar. El superestrella e irreverente cocinero Anthony Bourdain nos lo cuenta. Fotos: Bobby Fisher

Durante un periodo oscuro de mi vida trabajé en el tenebroso y poco fiable mundo del catering, normalmente bajo un alias (por razones que preferiría no explicar). Más adelante fui el chef de un gran club nocturno y de una empresa de banquetes en el Midtown de Manhattan.

Así que he elaborado menús y preparado comida para picar para decenas de miles de dedos a lo largo de los años. Probablemente, centenares de miles. He visto mucha mierda. También he aprendido verdades obvias.

Es evidente, por ejemplo, que, cuando haces una reunión tipo cóctel en la que la mayoría de los invitados comerá de pie, va a haber mayor número de asistentes que de sillas. Debes planear la comida teniendo en cuenta esta circunstancia. Por lo tanto, aquí van algunas reglas básicas.

Cuando elabores un menú, pregúntate antes que nada: «¿Mis invitados van a tener que apoyar el plato sobre sus rodillas? ¿Necesitarán un tenedor? ¿Un cuchillo?». Si la respuesta a cualquiera de estas preguntas es ‘sí’, reelabora el menú. Si no, estás incitando a que la comida termine en el suelo, a conversaciones incómodas y a una espeluznante limpieza posterior.

“Con suerte, algunos invitados tendrán sexo después de la cena. Considera los efectos secundarios: destierra el ajo crudo”

¿Podrán los invitados coger la comida convenientemente? Es decir: podrán comerse los canapés sin que goteen encima de su ropa, presumiblemente cara?

Con suerte, algunos de tus invitados van a tener sexo después de la fiesta. Tienes que considerar los efectos secundarios de la comida. Un exceso de ajo o cebolla cruda es poco recomendable. La posibilidad de que los ingredientes de los canapés se metan entre los dientes también se debe tener en cuenta.

¿Habrá suficiente para todo el mundo? Prepara de tres o cuatro aperitivos por persona si a continuación tienes algo para cenar, y de seis a diez aperitivos, dependiendo de la barriga de los invitados, si no hay cena.

Una cosa que descubrí es que me ponía más histérico cocinando la cena para cinco amigos en casa que preparando 500 cenas a la carta en un restaurante. La solución para esta ansiedad es tratar a mis amigos como los mejores clientes de un restaurante hasta que la comida se sirve. Entonces, ya me puedo sentar con ellos, relajarme y disfrutar.

¿QUIÉN ES ÉL?

como hacer una cena con amigos, Anthony Bourdain

“No hay nada innovador en estas recetas. Si lo que buscas es un genio culinario que te traslade a la tierra prometida, busca en otra parte. Ese no soy yo”

Norteamericano de ascendencia francesa, Bourdain ha sido chef de prestigiosos restaurantes de Nueva York como Brasserie Les Halles o el Super Club. Además, escribe sobre gastronomía en The New York Times y tiene un programa de televisión, Discovery travel and living.

También te puede interesar más noticias sobre recetas para comer con amigos…

Un menú (nada) políticamente correcto, por Anthony Bourdain