Entrevistamos a Santiago Segura poco antes del estreno de su nueva película ‘Padre no hay más que uno’, donde posa con sus hijas y los otros niños protagonistas de la cinta

Santiago Segura: “No soy un padre normal”

Descubrimos al más divertido de los directores, al más niñero, dulce y enrollado padre de familia y al más dispuesto y paciente entrevistado, enfrentado al mayor reto de su carrera. En sus propias palabras “Por fin voy a hacer de persona corriente”. “Es mi primera comedia familiar. Parece que por fin estoy madurando”

Quería hacer una película en la que sus hijas -cuando fueran mayores- pudieran ver otro papel de su padre que no fuera Torrente. Y para que se acordaran de las cosas que hacían de pequeñas, por eso también las ha incluido en el reparto donde también trabajan otros niños como la youtuber Martina D’Antiochia, Luna Fulgencio y Carlos González Morollón. Pero no han sido unas privilegiadas “aunque estaba seguro de que lo iban a hacer bien, quise que pasaran por el mismo casting que los otros niños”.

El actor nos habla de sus hijas, su madre y su infancia…

  • “Mis hijas se llaman Calma y Sirena porque quería regalarles un nombre original sin recurrir a Manzana”
  • “Con mis dos hijas se me cae la baba”
  • “A mis hijas, cuando eran pequeñitas, les cambiaba los pañales. Durante la lactancia, la caca era dorada y olía bien. Con la comida sólida, ya era más duro”
  • “He protegido tanto a mis hijas que hay gente que me ha preguntado si tenía familia”
  • “Tras tener a mis hijas, entiendo muchas de las cosas que decía mi madre”
  • “Mi madre es quien me ha enseñado a ser padre. Era maravillosa, fuera de su época. Le interesaba la alimentación, la naturaleza…”
  • “Tuve una infancia felicísima”
  • “Era rarito, no soportaba el fútbol. Jugaba a los comandos”

La entrevista completa en el quiosco el próximo domingo con XLSemanal