A la cuarta, en su caso, va la vencida… Después de tres nominaciones fallidas al Oscar, se ha llevado la estatuilla a mejor actor por su interpretación en ‘Joker’. Especializado en hacer de cada papel que asume un salto mortal sin red, Phoenix ha creado la más fascinante y controvertida interpretación del célebre villano de ‘Batman’. De él habla en esta entrevista y de cómo logra alguien convertirse en la personificación del mal. Por Andreas Borchole / Fotografía: Carolyn Cole

• Joaquin Phoenix: una infancia en un lugar muy oscuro

Nació en Puerto Rico en 1974 y es uno de los actores más sobresalientes de su generación, pero su carrera, al igual que la mayoría de los personajes a los que ha interpretado, está marcada por las fracturas. Joaquin Phoenix pasó parte de su infancia en el seno de la secta Children of God, envuelta en acusaciones de prácticas incestuosas. En 1993 presenció la muerte de su hermano mayor, el también actor River Phoenix, como consecuencia de una sobredosis y desapareció de la primera línea durante un tiempo. En 2001 fue nominado a un Oscar por su papel secundario de emperador trastornado en Gladiator. En 2005, cuando interpretó al cantante country y reconocido bebedor Johnny Cash en Walk the line, él mismo cayó en el alcoholismo y tuvo que acudir a terapia. El papel le valió una nueva nominación de la Academia, a la que siguió otra más en 2012 por su interpretación de otro personaje perseguido por las adicciones, el de un discípulo de la iglesia de la cienciología en The master, a las órdenes del director Paul Thomas Anderson. A sus 45 años, Phoenix se ha ganado una cuarta nominación gracias a su inquietante trabajo en Joker, de Todd Phillips, en la que da vida al célebre villano de Batman. Un papel, por cierto, que solo aceptó bajo la garantía de que no sería parte de una franquicia.

XLSemanal. ¿Ya se ha recuperado de interpretar al Joker?

Joaquin Phoenix. Totalmente. He hecho un par de películas en Los Ángeles, donde vivo. Pero prefiero salir de la ciudad para rodar, como pasó en Joker.

XL. El filme se rodó en Nueva York y alrededores.

J.P. Así es. En el apartamento en el que vivía no tenía cosas de mi vida normal, nada, ni siquiera fotos. Solo el material que reuní para documentarme y cosas del trabajo. Es una vida completamente diferente, pero siempre recupero mis rutinas enseguida cuando termino y vuelvo a casa. Hago alguna cosa en el jardín, salgo a pasear con el perro, saco la basura…

XL. Tranquiliza verlo así, porque lo que hizo en Joker parece haber sido de una exigencia máxima, tanto física como psicológicamente. Se dice que perdió más de 25 kilos para la película.

J.P. Sí, pero ¿sabe una cosa? Si usted ve una escena y piensa: «Guau, eso ha tenido que ser difícil», es posible que para mí fuera una de las cosas más sencillas que tuve que hacer. Y al revés: lo que parece fácil suele ser lo más difícil. Pero claro, sí, fue muy exigente.

XL. ¿Qué le resultó más difícil?

J.P. Me había preparado, por así decirlo, una aproximación previa al Joker basada en referencias literarias que había ido encontrando en mi investigación sobre el personaje. Pero un par de semanas más tarde, ya en el rodaje, Todd y yo nos dimos cuenta de que no era esa la dirección que queríamos tomar. ¡Fue horrible! Pensé que ya lo tenía y, de repente, vi que no. Lo único que podía pensar era: «Joder, ¿y ahora qué?».

Joaquin Phoenix: "Terroristas, asesinos.... Todo empieza en la infancia" 4

Phoenix caracterizado como Joker

XL. ¿Y qué hicieron?

J.P. Afortunadamente, Todd había conseguido del estudio 58 días de rodaje, una cantidad muy generosa, y eso nos dio la oportunidad de replantearnos cómo queríamos interpretar al personaje; qué era lo que de verdad queríamos decir. En cierto modo fue una liberación.

XL. Eso va a tener que explicarlo…

J.P. En todas mis películas, siempre llego a un punto de humillación total. Parece que es la única posibilidad que tengo de encontrar lo que de verdad busco. Estás metido en tu burbuja y te planteas algo que al final no funciona, y darte cuenta siempre es un horror, todas y cada una de las veces. Resulta tan vergonzoso… Pero ahora ya puedo confiar en que al final de ese terrible proceso solo puede salir algo bueno. Tengo que pasar por esa experiencia. Y en Joker no fue diferente. Todo lo que sucede en el rodaje, las luchas, las derrotas, todo se convierte en parte del personaje que interpreto.

XL. ¿Quién es para usted el Joker? Por un lado, hace de él un personaje poliédrico, lleno de facetas; por otro, parece una víctima de la sociedad por tener problemas mentales…

J.P. ¡No está loco! No es un demente en el sentido clínico. Es totalmente consciente de sus actos y de las consecuencias que estos tienen.

Joaquin Phoenix: "Terroristas, asesinos.... Todo empieza en la infancia" 5

Joaquin Phoenix

XL. Al ver la película, uno se pregunta si es un loco o un terrorista. ¿Qué término lo define?

J.P. No hay una definición válida para el Joker. Para mí, la clave de este personaje fue que, siempre que estaba a punto de fijar un aspecto concreto de su carácter, debía volver atrás. Tenía la sensación de que no iba por el camino correcto. En el fondo quería que el Joker siguiera siendo algo que no se puede comprender.

XL. Existe el temor de que su Joker se convierta en una figura de culto que glorifique el asesinato en masa o que incite a ello. ¿Tuvo este factor en cuenta a la hora de construir el personaje?

J.P. Para la preparación leí mucho sobre gente que ha cometido crímenes de este tipo: terroristas políticos, asesinos que disparan a la multitud y luego se suicidan…, y tomé prestadas algunas cosas. Se podría decir que la sociedad es responsable de ellos, pero, en mi opinión, todos tienen algo en común, un punto en el que siempre empieza todo y que se encuentra en la infancia. Todas las personas sobre las que leí sufrían ese temor primario de no haber tenido el amor de sus padres, de no haber sido hijos deseados. Esa es, sin duda, una de las piezas que definen al personaje del Joker. Pero hay muchas más. La película no pretende decirle al espectador qué tiene que sentir hacia este personaje.

Joaquin Phoenix: "Terroristas, asesinos.... Todo empieza en la infancia" 2

Aficionada a los papeles intensos, la actriz Rooney Mara -protagonista de la saga ‘Millennium’- parece el alma gemela de Phoenix. Aunque no por su origen. Rica heredera ella, hijo de ‘hippies’ errantes él, se conocieron en 2013 rodando ‘Her’, pero se enamoraron en Italia tras reencontrarse en ‘María Magdalena’

XL. Pues precisamente eso podría resultar inquietante para algunas personas: el público se ha acostumbrado a que las producciones de los grandes estudios vengan con una orientación moral concreta.

J.P. Sí, pero el Joker provoca reacciones muy variadas, desde simpatía hasta repugnancia, y todos estos sentimientos son válidos. Tiene usted razón, la mayoría de las películas te dicen de una forma muy específica qué tienes que sentir y cuándo tienes que sentirlo. Para nosotros, lo divertido de Joker reside exactamente en que no lo hacemos.

XL. ¿Nos puede revelar qué siente usted personalmente?

J.P. Quizá pueda decirle una cosa que para mí estuvo muy clara: el Joker es, por encima de todo, un narcisista. Tiene una narrativa muy precisa sobre sí mismo y sobre su lugar en el mundo, y esa imagen se la toma muy en serio. Cuando no es conciliable con la realidad, él mismo se convierte en una víctima, se reinterpreta y presenta como tal. No le importa la política, no le interesan los movimientos subversivos que sean, solo busca reconocimiento, quiere la adoración total del mundo. Y eso, obviamente, es muy peligroso.

XL. De hecho, al final de la película aparece una especie de turba revolucionaria de gente que lleva máscaras de payaso y que se mueve por las calles sembrando el caos. Las máscaras recuerdan a las que usan los miembros del movimiento Anonymus. ¿Qué nos dice Joker sobre nuestra actualidad política, a pesar de que la película se desarrolla en los primeros años de la década de los ochenta?

J.P. ¿Qué cree usted? Discúlpeme, no pretendo esquivar su pregunta, es solo que me parece que sería un error darle mi opinión al respecto. Interpretar la película es ahora cosa del espectador. O de usted como periodista: me imagino que ahí hay mucho que discutir. Por eso, me gusta tanto esta cinta, trata de lo que usted siente, de lo que hace con usted. Espero que sea un reto.

Joaquin Phoenix: "Terroristas, asesinos.... Todo empieza en la infancia" 1

Phoenix no come animales desde los tres años y es un activista del veganismo, como quedó claro en la ceremonia de los Globos de Oro. Dedicó gran parte de su discurso a reivindicarlo. PETA, la organización por los derechos de los animales, nombró a Phoenix Persona del Año 2019 y ha protagonizado varias campañas de la ONG, como la de la imagen.

XL. Como es natural, respetamos que no quiera posicionarse políticamente. Quizá podríamos plantearlo de otra manera: Joker incluye referencias a algunas películas de la década de los setenta, especialmente a Taxi driver, de Martin Scorsese. ¿Cuál es exactamente el vínculo con esa era del cine?

J.P. Fue una época en la que los directores, los autores, provocaban a su público. Creo que muchas películas de aquellos años tuvieron bastante influencia en la nuestra. Para mí, por cierto, también habría que incluir ahí La naranja mecánica. Son películas que no transmiten respuestas sencillas, que no ofrecen una sensación de seguridad. Hacer algo que resulte así de desafiante, de provocador, era un gran logro en aquella época, y hoy vuelve a serlo. A veces me cuesta creer que hayamos podido hacer esta película. Pero demuestra la enorme confianza que en Warner tenían en Todd y
en su concepción de este personaje, y también que consideran necesario este tipo de discurso público en el cine.

XL. ¿Usted también?

J.P. Sí, por supuesto. Creo que lo necesitamos siempre, en cualquier época. No sé por qué no deja de desaparecer una y otra vez.

XL. Volvamos a su Joker: sufre por el hecho de echarse involuntariamente a reír, incluso en situaciones inapropiadas o cuando lo que le apetece de verdad es aullar de tristeza y dolor; un símbolo del absurdo y la locura del mundo. ¿Puede identificarse personalmente con él?

J.P. [Reflexiona unos instantes]. Hay momentos en los que no tienes más remedio que reírte, sí.

Te puede interesar

Judy Garland, un mito para la nominada al Oscar a mejor actriz,  Renée Zellweger

La creadora del vestuario de ‘Mujercitas’: una costurera de Oscar