El actor Joaquin Phoenix pasó sus tres primeros años de vida en los Hijos de Dios, una secta acusada de promover el sexo con niños

• Joaquin Phoenix: “Terroristas, asesinos… Todo empieza en la infancia”

Sus padres –hippies errantes–se sintieron atraídos por el culto los Hijos de Dios, fundado en 1969 por David Berg y presidido por una profecía nada original: «El apocalipsis se acerca». Y, claro, si el final es inminente, la conclusión fue un «todos a follar que son dos días». Con esa crudeza describió la situación la actriz Rose McGowan, que vivió hasta los cinco años en una de sus comunas. «El mensaje era: ‘Dios hizo a los niños aptos para disfrutar del sexo’». Berg fue acusado de abusar de decenas de jóvenes, incluidas sus hijas y nietas, pero murió en 1994 sin condena. McGowan también denunció que Berg ordenaba a las mujeres acostarse con hombres para atraerlos a sus filas, una práctica que bautizó como «pesca coqueta».

La secta llegó a tener 19.000 miembros. Uno de los hijos de Berg, llamado a ser su sucesor, se suicidó tras confesar los abusos y asesinar a la que había sido su nanny

Joaquin Phoenix contó que, cuando sus padres supieron de esa ‘pesca’, abandonaron la secta y que, aunque fueran engañados, lo único que querían era formar parte de una comunidad que compartiera sus ideales. Pero River –el hermano mayor de Joaquin– admitió en 1991, dos años antes de morir por sobredosis, haber sido forzado a tener sexo a los cuatro años. Los padres de Joaquin se divorciaron en 1997. El actor ha seguido unido a su madre, con quien suele aparecer en las galas.

El ave Fénix y otros renaceres

  • Joaquin debe su apellido a la decisión de sus padres de cambiar el original, Bottom, por Phoenix, del Ave Fénix, para simbolizar su renacer después de que la familia abandonase una peligrosa secta…
  • Tuvo una infancia singular, en la que recorrió Puerto Rico, Venezuela, Florida y Los Ángeles, viviendo en caravanas y pidiendo y cantando por las calles, con sus hermanos, para poder comer.
  • Lo que más le afectó es la muerte de su hermano River por sobredosis en 1993, a quien él mismo asistió mientras agonizaba. Después ha tenido que ir varias veces a rehabilitación por su adicción al alcohol y las drogas.
  • Sobre la característica cicatriz de su labio, ha explicado que no es tal ni un labio leporino, sino simplemente una «marca de nacimiento».

Te puede interesar

NXIVM, la secta de Hollywood que esclavizaba a mujeres ricas