Joe Biden, el que fuera vicepresidente durante ocho años durante la legislatura de Barak Obama, acaba de anunciar su candidatura a las elecciones estadounidenses que se celebrarán en 2020.

Con 76 años este experimentado político se lanza a la carrera de las primarias para convertirse en el candidato presidencial del partido demócrata, en las próximas elecciones estadounidenses que tendrán lugar en 2020. Rival de Hillary -en la carrera por la presidencia para las elecciones de 2016- vuelve de nuevo con la intención de ser el candidato demócrata que derrote a Donald Trump.

Joe Biden fue durante ocho años  vicepresidente y brazo derecho de Barack Obama, a pesar de que no empezaron con buen pie. Biden tuvo que disculparse por un comentario de tintes racistas: “Es el primer afroamericano limpio y elocuente que se presenta como candidato”, dijo. También tuvo que pedirle excusas al reverendo Jesse Jackson. Abogado, católico.

Su primer intento fallido de acceder a la Casa Blanca fue en 1988. Entonces estuvo envuelto en un escándalo por plagiar un discurso de un líder laborista inglés. Biden va directo al grano y sin rodeos. Llamó criminal de guerra al líder serbio Slobodan Milosevic en su cara. La dureza de su carácter está arraigada a una tragedia acaecida cuando comenzaba su carrera como senador. Su mujer y su hija Naomi murieron en un accidente de tráfico y sus otros dos hijos resultaron heridos de gravedad.

Te puede interesar

Hillary Clinton: “Todos los días me pregunto cómo pudo pasar”