Nadie duda de que la mirada de un perro a su amo es empática

De hecho, hay estudios que demuestran que los perros se pueden comunicar, en términos gestuales, como un bebé de seis meses. Según un estudio de la Universidad Queen Mary de Londres lo mismo se puede decir de las cabras.

La investigación se centra en el contacto visual que establecen estos animales para pedir ayuda, alimento o afecto. Esta habilidad está vinculada a los animales domésticos, que han absorbido información de los humanos durante siglos. Y parece que las cabras también lo han aprendido. Así que no las descarte como mascota…