La obra se titula Invitado a una decapitación, está inspirada en la novela homónima de Vladimir Nabokov. Por E. F.

Con esta obra la artista Shirin Salehi (Irán, 1982) reflexiona sobre nuestra relación con la muerte.  Es una de las obras que se exhiben en la Galería Astarté de Madrid hasta final de mayo. Una impactante muestra de «la poética del silencio», como califican el trabajo de Salehi, y que le ha valido numerosos premios.

Salehi nacida en Teherán, reside en España desde 1999. Su obra ha recibido numerosos reconocimientos.